scorecardresearch

San Román, contemporánea a la Catedral, y tan distinta

J. Monroy
-

El museo acoge esta tarde un encuentro explicativo de su historia y estética, con motivo también de su VIII Centenario, que será homenaje a Juan Carlos Ruiz Souza

San Román, contemporánea a la Catedral, y tan distinta - Foto: David Pérez

La idea del acto es entender San Román desde San Román, ver sus textos, entender por qué tiene aspecto de mezquita cuando se trata de una iglesia o quiénes eran los mozárabes que rezaban en árabe y decoraban sus iglesias toledanas en árabe. Quizás con el centenario de Alfonso X a la ciudad se le ha podido pasar el centenario de la iglesia de San Román, consagrada en 1221. Un fallo que puede subsanarse en parte esta tarde, desde las seis y media, con el encuentro 'La Historia a través del Arte'.

La idea es tratar durante poco más de una hora la aparición de Rodrigo Jiménez de Rada y San Román en la obra de Juan Carlos Ruiz Souza, y ver cómo es posible que esta parroquia tenga una estética tan distinta a la de la Catedral, cuando se están construyendo en la misma década y ver las inferencias de los cristianos que vienen del norte y los cristianos de Al Andalus. De paso, dos especialistas en el arte y la historia de Al Andalus y la Castilla medieval, Belén Cuenca, discípula de Ruiz Souza, hoy profesora en la Universidad de Alicante y presidenta de la Ajicr, y Emilio González Ferrín, de la Universidad de Sevilla, tratarán la política de Alfonso X y para Jiménez de Rada o la idea que ambos tenían de la historia, «porque entendían que tan hispano podía ser un musulmán como un cristiano, como se puede ver en la iconografía de San Román», explica el historiador Felipe Vidales,  que actuará de moderador, sacando distintos temas «para que podamos entender San Román».

Ruiz Souza. Juan Carlos Ruiz Souza fue un catedrático de Historia del Arte, que formó parte de la comisión del centenario de Alfonso X en sus inicios, hasta que falleció repentinamente, con 55 años. Puede ser, apunta Vidales, la persona que más y mejor ha estudiado espacios como San Román o la sinagoga del Tránsito. Era un especialista «en el falso arte mudéjar, gran parte de su trabajo fue insistir en las condiciones particulares del arte y la arquitectura de Castilla en los siglos XIII y XIV, que estaban a caballo entre lo gótico y lo islámico».

Ahí encaja que hiciera un amplio estudio sobre la iglesia de San Román. Precisamente, el último trabajo que publicó antes de morir explicaba cómo el arzobispo Jiménez de Rada, que promovió a la vez San Román y la Catedral «entendía que tan propio y tan hispano era una catedral gótica como una iglesia, como San Román, llena de textos árabes y con apariencia de la mezquita de Córdoba, que tanto lo gótico como lo islámico formaban parte, más allá de la religión, de la identidad castellana».