La senda peatonal de la Vega Baja podría estar en Navidad

CM
-

La concejalía de Urbanismo ya ha recibido la autorización para proceder al vallado de la senda, lo que propicia su pronta apertura. Aunque, eso sí, sin el último tramo

La senda peatonal de la Vega Baja podría estar en Navidad


El servicio de Patrimonio y Arqueología adjunto, al Ayuntamiento, la resolución emitida para la realización de las actuaciones proyectada en relación al proyectos de comunicación peatonal entre el río y los barrios. Trazado que, hay que recordar, no se ejecutará en su totalidad porque Urbanismo decidió paralizar, en junio, del tramo comprendido en la calle Armeros, la vía llamada a unir la ribera del Tajo y el yacimiento arqueológico con Poblado Obrero y Santa Teresa.
Así, y pese a que no se completará la senda, el área regional ha decidido informar favorablemente a la ubicación de un vallado paralelo a la senda peatonal «con malla cinegética» marcando que «deberá dejar un área de paso de entre tres y cinco metros de distancia con respecto al talud» ya construido. En el documento, también se indica que el trazado del vallado deberá «ser lo más lineal posible y deberá acometer su cerramiento contra los vallados existentes en las parcelas colindantes». Por supuesto, Patrimonio indica que «todos los restos arqueológicos que puedan quedar visibles en el interior de este paso deberán ser convenientemente protegidas de manera permanente» cubiertos con una capa de geotextil y tierra de aporte.
Conviene señalar que desde la consejería se fija que la superficie total ocupada por el espacio comprendido en el área vallada, incluido la senda, «tenderá a mantenerse en una franja de unos 20 metros de anchura» aproximadamente, pudiendo modificarse esta distancia «en los casos en que se deba incluir dentro de ella los restos arqueológicos musealizados».
Sobre la petición de retirar la estructura de puerta y vallado existentes en la rotonda de acceso a la Universidad y en la calle San Pedro el Verde, se otorga el visto bueno de la misma forma que explicitan en cuanto a la eliminación de las estructuras de cartelería y de las casetas de obra (excepto la caseta rotulada como ‘Toletvm’ y la torre elevada-mirador) existentes en el interior del yacimiento.
Se entiende, prosigue la resolución emitida por la Administración regional, que todas las intervenciones deberán realizarse «bajo la estricta supervisión y control arqueológico» y, en los casos concretos relativos a la apertura de hoyos de plantación, «con metodología propia de la disciplina, documentándose todas las evidencias arqueológicas que pudieran existir en el terreno». En este punto, se especifica que «aunque no exista este tipo de restos  se deberá proceder a revestir las paredes y los fondos» de los citados agujeros «con un revestimiento de cal similar al utilizado en la base de la senda».

 

Sin noticias sobre el retorno económico por la no ejecución del tramo de la calle Armeros


La Junta de Gobierno «desestimó» la modificación presentada por el equipo director del proyecto para continuar la senda por el lado del colegio Fábrica de Armas en lugar de por el límite con la parcela destinada al futuro cuartel de la Guardia Civil. La explicación recogida en el acuerdo de desestimación por «afectar a terrenos sujetos a futura ordenación urbanística» confirmó, tal y como adelantó este periódico, que se debió a que desde Urbanismo no se quiere interferir en la construcción del futuro cuartel de la Guardia Civil.
Esta decisión tomada ante un proyecto promovido por el Ayuntamiento -adjudicado a Entorno Obras y Servicios S.L. con un presupuesto de 350.000 euros y un plazo de ejecución de seis meses-, requerirá de una negociación con la empresa para la posible devolución de una cantidad económica porque, evidentemente, la encargada de los trabajos no ha completado el proyecto adjudicado. Sobre ello, hace algunas semanas el edil responsable del área no apuntó nada ni sobre el proceso a iniciar ni sobre las posibles cantidades.