El toledano Javier Aranda, estrella Michelín en Ciudad Real

D.M.
-

El villacañero logra este reconocimiento en el complejo hotelero situado en la localidad de Torrenueva, en pleno centro del Campo de Montiel, con una oferta de turismo de lujo

El toledano Javier Aranda, estrella Michelín en Ciudad Real

El restaurante Retama, del hotel de cinco estrellas La Caminera (Torrenueva), da la primera Estrella Michelin a la provincia de Ciudad Real. Comandado por el villacañero Javier Aranda, que ya mantiene esta distinción en su restaurante el Gaytan en Madrid, Retama abre el casillero en una de las pocas provincias sin este reconocimiento. Como ya recogió este periódico hace tan solo unas semanas, Retama y Aranda buscaban con anhelo esta Estrella que llega en el momento de despegue del resort La Caminera. Con nueva dirección y una oferta global de todas sus instalaciones, los propietarios, la familia catalana Sallés, abren esta segunda etapa a lo grande.
Aranda creció en el seno de una familia de tradición hostelera y a los 16 años decidió convertir en oficio una pasión que tenía desde niño formándose en la Escuela de Hostelería de Toledo. Adquirió experiencia en El Bohío, Ars Vivendi, Urrechu y Santceloni y fue jefe de cocina en  Piñera, donde recibió el premio al Cocinero Revelación de Madrid Fusión con solo 25 años, hasta que en 2013 se animó a abrir su propio restaurante: La Cabra, que apenas un año después de su apertura obtenía el reconocimiento de Michelin y que actualmente ha convertido en un moderno gastrobar de ambiente desenfadado y cocina de tapeo. En 2016 inauguraba un segundo local en la capital, Gaytán, donde en tan solo cinco meses recibía otro astro de la Guía Roja convirtiéndose en el chef más joven del mundo en conseguir una estrella Michelin en cada uno de sus restaurantes y en el único que ha obtenido dicho galardón en tan poco tiempo. Perdida la de La Cabra –que decidió ‘sacrificar’ en pro de la informalidad del nuevo concepto del local–, el cocinero toledano vuelve a ostentar dos estrellas Michelin, una en Gaytán y otra en Retama, donde desarrolla una cocina de autor que cede todo el protagonismo a los productos de la región. Una propuesta con identidad propia en la que plasma su particular visión de la cocina manchega, mezclando modernidad y tradición, y en la que las materias primas de proximidad y de temporada se combinan con técnicas y sabores de otras culturas.