Formando maestros inclusivos

J. Monroy
-

Profesores de Educación Física participan en una jornada en la que aprenden a integraren sus clases a los alumnos con dificultades de movilidad

Formando maestros inclusivos - Foto: VÁ­ctor Ballesteros

En sus tiempos, los alumnos con alguna discapacidad física se libraban de las clases de gimnasia. Lejos de aquello, la Junta de Comunidades se ha planteado que este viejo problema pueda ser una oportunidad de inclusión y de educación para todo el alumnado.
Treinta y dos maestros de Educación Física han participado este lunes en el curso ‘Educación Física Inclusiva’, que forma parte del proyecto ‘Diversidad Funcional en Centros Educativos de Castilla-La Mancha’.
Como las personas con falta de movilidad no pueden hacer los mismos ejercicios que el resto, se tendrá que adaptar la clase para que todos puedan jugar, fundamentalmente. Los profesores participaron en formación teórica y talleres prácticos, en los pudieron usar sillas de ruedas para jugar al baloncesto y aprender voleibol adaptado, desde el suelo.
La idea es formar al profesorado, «para cuando ellos estén en sus aulas, tengan un conocimiento, si cabe aún mayor, de lo que es el deporte para personas con discapacidad funcional», explicaba Antonio Cifuentes, presidente de la Federación de Deportes para personas con discapacidad funcional. Se trata de darles herramientas para que en su adaptación curricular no se discrimine a ninguna persona con problemas motor. De esta forma, el alumno con discapacidad quedará integrado, y al tiempo sus compañeros visualizarán que se puede hacer cosas atractivas con ellos.
La directora general de Juventud y Deportes, Noelia Pérez, acudía a estas formación acompañada de la directora de Banca de Instituciones de CaixaBank, Maika Díaz Chirón, el responsable del Área Social de esta entidad, César Jimeno, y el director del Centro Regional de Formación del Profesorado, José Antonio Bravo. Allí destacó el trabajo conjunto, «muy productivo para los profesores». La idea es darles las herramientas necesarias para que en las clases de educación física participen todos los alumnos.
Esta política inclusiva comenzó el pasado año, con un programa piloto, y se está afianzando este curso, que comenzó en Toledo y se expandirá a todas las provincias. «Es una prioridad para el Gobierno regional la integración y la plena inclusión en todo, pero también en la actividad física y el deporte».
El curso nace merced a un convenio con la Federación y con el patrocinio de la Obra Social ‘la Caixa’, que es quien pondrá 18.000 para la segunda parte del programa, la aplicación directa sobre los colegios. Además, ha sido posible, destacó Pérez, gracias al Centro de Formación de Profesorado.
Desde ‘la Caixa’, «lo que queremos es colaborar en estos proyectos y las personas con discapacidad funcional son unas de nuestras prioridades, como el resto de personas con capacidades diferentes», explicó César Jimeno.