scorecardresearch

Toledo vivirá el día 4 la Janucá judía en el museo Sefardí

J. Monroy
-

La Fiesta de las Luces se vivirá en la sala de oración de la antigua sinagoga de Samuel Leví, sinagoga del Tránsito. Podrán acudir ochenta personas con reserva

Toledo vivirá el día 4 la Janucá judía en el museo Sefardí - Foto: David Pérez

Más allá de la iluminación navideña, la judería toledana tiene estos días unas decoración nocturna especial. Desde hace años, en realidad, el Ayuntamiento hace un guiño a la comunidad judía con una iluminación basada en su fiesta de la Janucá. Un guiño que este año se va a concretar con la celebración de la denominada como Fiesta de las Luces.

Unas ochenta personas podrán asistir el próximo sábado día 4 de diciembre, a partir de las ocho y media de la noche, a la fiesta de la Janucá en la sala de oración de la sinagoga del Tránsito, perteneciente en su día a Samuel Leví. Quienes quieran acudir, tendrán que apuntarse en la web municipal de turismo. Durante el acto, se interpretará el canto tradicional Maoz Tzur, a cargo de un joven cantante de la comunidad judía de Madrid. Una vez concluido, también actuará el Trío Sefarad. Al mismo tiempo, el museo Sefardí, al que pertenece el edificio, va a poner en valor la festividad, no solo con la exposición permanente de piezas relacionadas con ella, sino también con un taller didáctico familiar por la mañana para conocer la fiesta.

Esta celebración surge de la colaboración del Ayuntamiento de Toledo, museo Sefardí y el Centro Sefarad Israel. Así lo ha anunciado el edil de Turismo, Francisco Rueda, quien ha explicado que su idea es tratar de hacer visible la cultura judeo-española y todo el legado sefardí, pero, especialmente, el de la ciudad de Toledo. Quiere hacerlo visible a los actuales residentes en la ciudad.

La festividad rememora la independencia de los judíos del dominio heleno y la purificación del segundo templo de Jerusalén, en el siglo II antes de Cristo. Este año, la fiesta se extiende desde el 28 de noviembre al 6 de diciembre. Rueda recordó el espíritu de la Janucá, que quiere ser la inauguración del ciclo del invierno. Esta es una fiesta de la luz, explicó, muy cercana a la navidad, en las inmediaciones del solsticio de invierno, «que tiene que ver con esa sensación de que las luces se apagan pero, al final, siempre vuelven».

El Centro Sefarad Israel, apuntó su director de Comunicación, Israel Doncel, busca servir de puente entre España y el mundo judío. De ahí su alegría por que Toledo celebre la Janucá, una de las fiestas más importantes del calendario judío. El Centro organiza también fiestas de Janucá en Sevilla, Madrid y Segovia, «y no puede haber mejor broche final que Janucá en Toledo el día 4».

El museo y el barrio. Carmen Álvarez, directora del museo Sefardí, apuntó que Toledo necesitaba iniciativas como esta «para vincular el legado inmaterial de la cultura hispano-judía y sefardí». Su idea es que el evento cultural sea una fiesta, en la que el público además pueda comprender el ciclo vital y festivo judío.

Álvarez apuntó que desde la pasada primavera, se está notando una recuperación del número de visitantes en el Museo, el de carácter nacional que más tiene. No es que se vaya a recuperar ya las 317.000 visitas anuales. Pero cada mes suben los turistas, sobre todo, los nacionales.

Rueda apuntó que este barrio, de la Judería, ha sido de los más castigados en Toledo por la pandemia, y la intención del Ayuntamiento es arrimar el hombro para su recuperación. Lo hace en un momento en el que se han iniciado las obras en Reyes Católicos, eje central del mismo y vial con mayor número de monumentos de la ciudad.