scorecardresearch

El esplendor de procesionar el Domingo de Resurrección

Mario Gómez
-

El Cristo Resucitado y la Virgen de la Alegría cambian la madrugada por la mañana del domingo. Saldrán a las 10:00 horas de diferente sede para encontrarse poco después en la plaza del Ayuntamiento

La Virgen de la Alegría. - Foto: Yolanda Lancha

El Domingo de Resurrección no solamente es la culminación de la Semana Santa, sino también «el día más importante para todos los católicos», tal y como declara Inés Martín secretaria de la Cofradía.

Precisamente este es el día en el que por primera vez, la procesión no se hará durante la madrugada del domingo, sino que pasará a la mañana, para dotarla de todo «el esplendor que la ocasión merece».

Poco después de las 10:00 horas, desde la iglesia de Santa Isabel y portado por las mujeres de la cofradía, saldrá el Cristo Resucitado, acompañado también por «todas las hermandades cuyo titular es un Cristo». Lo hará acompañado por la Banda de Cornetas y Tambores de Cristo Nazareno Cautivo de Toledo. Se trata de una talla policromada del siglo XVIII, de autor anónimo, que luce potencias doradas.

Minutos después y desde  la Iglesia de san Andrés, sede canónica de la Cofradía, saldrá la Virgen de la Alegría.  Acompañada por la Banda de Música de Toledo y por las hermandades cuya titular sea una Virgen, será portada por miembros de la Hermandad del Santísimo Cristo de la Vega. En la plaza del Ayuntamiento se producirá el encuentro entre ambas tallas, para «regresar juntos a San Andrés, donde a las doce del mediodía será la Misa Mayor». 

Antes de emprender el retorno, el arzobispo de Toledo, Francisco Cerro Chaves, impartirá la bendición a todos los presentes desde la propia Plaza del Ayuntamiento, coincidiendo con el encuentro de ambas tallas y la «alegrgría que supone la resurrección de Cristo y el encuentro con su Madre que lo dará a conocer». Precisamente, la Hermandad de la Virgen de la Alegría se incorporó a la Semana Santa en 1982, encargándose de celebrar la procesión del encuentro entre Jesús Resucitado y su Madre.

Una hermandad que cuenta con poco más de 150 hermanos, y de la que la secretaria destaca que la Virgen es «muy milagrosa», lo que ha aumentado la devoción a esta talla policromada que procesiona sobre andas de madera tallada, elaboradas por el toledano maestro Salinas, sobre las que van la peana y el arco con pedestal de madera tallada y dorada del siglo XVI.

Se trata de una hermandad en la que, como la propia secretaria indica, la mayor parte de los miembros son de avanzada edad, lo que también les lleva a pensar en la precaución necesaria para desarrollar su actividad.

La Hermandad de Nuestra Señora de la Alegría fue creada en la parroquia de San Cristóbal, a mediados o finales del siglo XVII, época de la que data la imagen titular, y allí tuvo su sede hasta que, al desaparecer dicha parroquia, se trasladó a la de San Miguel a mediados del siglo XIX. Al final de dicho siglo trasladó su sede definitiva a la iglesia de San Andrés.