El gasoil vuelve a subir tras la retirada de 3.000 litros

J. Monroy
-

El agua llega al local también por el techo, después de una avería en el inmueble superior de la calle Trinidad, que está dañando el granito de la cueva

El gasoil vuelve a subir tras la retirada de 3.000 litros

Dice el refranero español que «a perro flaco, todo son pulgas». Y a buen seguro que Julián Baños se está viendo estos días en la piel de un can. Porque no es solo que esté viendo que la esperada retirada de fuel de su cueva no ha servido para nada, porque el nivel freático está subiendo de nuevo, con más líquido contaminado; sino que además, mientras se hacían estos trabajos, ha comenzado a brotar agua del techo del inmueble. Una avería en el edificio de la calle Trinidad número 5 no solo está reforzando la subida de líquido, sino que, de paso, está desgranando parte del granito toledano de las paredes de la cueva.
Eran las doce de la mañana cuando técnicos municipales se acercaban a ayer en la cuesta de la Ciudad para sacar el gasoil acumulado en las cuevas del negocio Entorno Toledo desde un camión cisterna de tres mil litros situado en la calle Trinidad. Así lo hicieron a través de una ventana.
El problema, apuntaba el propietario de la empresa turística, Julián Baños, por la tarde y todavía sin comer tras esta actuación, es que parece que todo esto puede no haber servido para nada. Porque nada más terminar la operación, ha vuelto a comenzar a subir el nivel freático, con el mismo líquido contaminado.
El gasoil vuelve a subir tras la retirada de 3.000 litrosEl gasoil vuelve a subir tras la retirada de 3.000 litros«Ya está todo lleno de gasoil otra vez, porque está subiendo a su nivel freático, la solución no es sacar, la solución es llegar a quien emite esto», apuntaba Baños, con el pozo ya con el mismo fuel de agosto, y convencido de que el martes por la mañana «estará negro, porque va subiendo todo el nivel freático y va arrastrando todo el gasoil». Hay que tener en cuenta que la poceta por la que sale el líquido es el nivel más bajo de agua en la cueva, del que no baja ni en verano. Pero en realidad, el nivel freático ha subido en otras ocasiones hasta el suelo de la cueva. Siempre con agua limpia, hasta ahora.
Agradece el empresario la limpieza. Ahora podrá respirar tranquilo unas horas. Pero se lamenta de que el dinero que se ha gastado el Ayuntamiento en la operación «no ha valido para nada». Mientras tanto, apunta que ninguna de las administraciones en las que ha denunciado la situación le ha presentado informe alguno, ni le han dicho si se han instalaciones. Baños está a la espera del informe que solicitó a Industria sobre las calefacciones con este tipo de combustible en su entorno, para a partir de ahí cotejarlos con unos planos topográficos que ha podido sacar del archivo.
Fuga de agua. Ymientras se retiraba el gasoil, denuncia Baños, ha comenzado a caer más agua en la misma cueva desde una fuga en el edificio superior, el número 5 de la calle Trinidad.
El gasoil vuelve a subir tras la retirada de 3.000 litrosEl gasoil vuelve a subir tras la retirada de 3.000 litrosEl agua hacía una pequeña cascada por las paredes de la cueva y ha llegado a llevarse por delante trozos de granito, denuncia Baños. De forma que el Ayuntamiento procedió a cortar el suministro al inmueble, hasta que localizara de dónde venía la fuga.
Para Baños es demasiada casualidad que esto ocurriera ahora, cuando no le había pasado en los 18 años que lleva en el local. Mucho se teme que, al impedir la salida natural del agua, el gasoil haya provocado algún otro daño. «Aquí nunca ha surgido ninguna fuga, ¿y tiene que pasar ahora, que está todo taponado con gasoil? Yo creo que una cosa lleva a la otra», concluye en propietario de Entorno Toledo.
Su temor sigue siendo que sus cuevas son los cimientos de un edificio de tres plantas y que tiene protección patrimonial.