El mundo del circo reparte pequeñas mascarillas

I.G.Villota
-

La asociación 'Circos Reunidos' llega a la plaza de Zocodover con 6.000 mascarillas infantiles para entregar a quienes se acercasen hasta allí. Lo han hecho en otras ciudades de España. «La gente estáagradecida y nos dicen que no las encuentra»

El mundo del circo reparte pequeñas mascarillas - Foto: Yolanda Redondo Trujillo

Los más pequeños de la casa son quienes más disfrutan en el circo. No a todos los gusta, pero los que van se lo pasan en grande con los acróbatas, contorsionistas, equilibristas, magos, malabaristas, payasos, titiriteros, tragafuegos, ventrílocuos y animales salvajes. Y a los más pequeños de la casa va dirigida la última medida puesta en marcha por el mundo del circo para arrimar el hombro en esta emergencia sanitaria.
Desde el inicio de la pandemia se plantearon cómo ayudar y hicieron de diferentes maneras. Con la cesión de sus carpas para albergar hospitales de campaña, con la elaboración de mascarillas para ancianos y personal esencial, y desde hace unas semanas cosiendo mascarillas para los niños.
Así lo cuenta el portavoz de la asociación ‘Circos Reunidos’, Nacho Pedrera, quien explica que son los propios artistas del circo, en concreto unos 200, quienes las cosen y las distribuyen. Lo hace desde la plaza de Zocodover, en Toledo, el lugar elegido ayer para entregar las mascarillas, un día después de que su uso sea obligatorio para los mayores de seis años. Llegaron con 6.000 y en poco más de media hora ya habían dispensado 300.
 «La gente está muy agradecida y nos dicen que no encuentran protección para los niños», señala, indicando que fue este uno de los motivos por los que se lanzaron a adoptar esta medida. Antes ya habían tejido y distribuido unas 70.000 mascarillas de adultos y más de 2.000 pantallas de protección.
Después elaboraron 30.000 kits infantiles con mascarillas, guantes y geles hidroalcohólicos que «volaron», sentencia, explicando también el importante desembolso económico que supone y que no todas las familias pueden soportar.
La distribución se ha efectuado por diferentes regiones del país con una acogida calurosa en todos ellos, indica Pedrera, recalcando que el sector ya ha destinado unos 30.000 euros a esta iniciativa. Un sector, apunta, que se enfrenta al «momento más crítico» en sus más de 200 años de historia y que se está preparando para encarar el futuro con seguridad y volver a la actividad. «Esperamos volver en septiembre u octubre, eso supondrá que todo va bien», dice.