EL calsot manchego atrae al turismo interior

C Sánchez
-

El turismo y la cebolleta llevan aliados 5 años en Consuegra. Una original propuesta de turismo de interior que no deja de dar alegrías a este municipio manchego

EL calsot manchego atrae al turismo interior

El turismo y la cebolleta llevan aliados desde hace cinco años en Consuegra, como propuesta de turismo de interior que ha ayudado la Ciudad a seguir registrando visitas incluso en los meses del año en que menos se mueve el turismo.
Este fin de semana se está celebrando la V Jornada de la Cebolleta ofertando como plato fuerte ‘El Calsot de la Concordia’, una actividad que reúne a los turistas en la finca del consaburense Javier García del Pozo, uno de los mayores productores de cebolleta de la zona centro de España y exportador a través de Mercamadrid en toda la península.
Hoy sábado sobre las 11.30 horas comenzaban las actividades con un grupo de 50 turistas que llegaban desde distintos puntos de España, principalmente de las comunidades de Madrid y Cataluña, quienes se acercaron a uno de los campos consaburenses, productor del 80% de la cebolleta del municipio.
EL calsot manchego atrae al turismo interiorEL calsot manchego atrae al turismo interiorComo medida de reactivar el turismo de interior en Consuegra, en épocas de poca afluencia, hace cinco años, el actual alcalde, José Manuel Quijorna García y el consaburense  Javier García del Pozo aunaron esfuerzos para ofrecer un nuevo paquete turístico desde el que se diese a conocer los productos agrícolas y hortícolas que nacen de la tierra de Consuegra.
Arrancó este proyecto con las Jornadas de la Cebolleta en las que Javier García se convierte en un experimentado guía en medio de un amplio campo de cebolletas perteneciente a su familia, donde existe una tradición en este trabajo de cuatro generaciones.
Los turistas que acompañaban este sábado a Javier se mostraban muy interesados por este cultivo, y que la cebolleta forma parte en sus mesas, en más de una ocasión, y resultaba curioso saber cómo llega a sus hogares desde que se siembra en la tierra.
EL calsot manchego atrae al turismo interiorEL calsot manchego atrae al turismo interior«Trabajamos en una humilde empresa que se ha levantado por el trabajo de cuatro generaciones y en la que participamos mi hermano y yo, mediante un trabajo artesanal que nos apasiona, porque esto este trabajo es una aventura que se conoce día a día gracias a la experiencia que vas ganado», decía el horticultor a los turistas reunidos en torno a él en una mañana típica de otoño en La Mancha Toledana.
El trabajo de la cebolleta es un trabajo que requiere paciencia, desde que se pone la semilla hasta que se recoge la cebolla tierna para ir a la mesa pasan 18 meses, entre los que se cuentan dos plantaciones.
La familia García del Pozo pone entre uno y dos millones de bulbos o cebolla blanca de la que extraen la semilla para nuevas plantaciones, que se recoge en el mes de agosto y va a parar a un semillero que tienen en la finca ubicada junto a la CM 4101 entre Madriejos y Consuegra.
WLa cebolla tiene que tener un grueso determinado cuando la plantamos en septiembre, ni es bueno que sea muy gorda, ni muy delgada; y ya entre febrero y marzo, es cuando da la mayor producción, aunque se puede recoger la cosecha desde el mes de noviembre», explicaba el consaburense a los turistas, quienes le plantearon preguntas que fueron contestadas.
Tras una primera producción se extrae la cebolla a mano, una por una y se traslada a otro campo para que la panta absorba nuevos nutrientes, algo que agradece la planta, allí se trasplanta y se pone una frente a otra a una distancia de 10 centímetros y a una profundidad entre los 40 y 50 centímetros, después se la deja que se desarrolle hasta agosto.
En agosto se recoge y se la deja secar para que brote con más fuerza en la próxima cosecha, que se fecha para el mes de mayo, y que será la que dará la cebolla tierna que se llevará a los supermercados y se distribuirá por toda España desde Mercamadrid.
En Consuegra se cultiva la variedad de la «siempre viva»,  y el cultivo es rotativo haciendo uso de las tierras de barbecho, pues donde se ha plantado cebolleta, no puede volver a plantarse en un periodo de tiempo entre los cinco y seis años.
Los turistas aprendieron mucho de este periplo por el campo con Javier García del Pozo, después acudieron a su finca donde disfrutaron de cebolletas asada, al estilo catalán, con babero incluido, tras un aperitivo del queso y vino de la tierra. Por la tarde visitaron Consuegra haciendo la tradicional ruta castillo-molinos, acompañados en todo momento por los responsables de la oficina de turismo de Consuegra.

 

 FAST FOOD CON CEBOLLETA, una tapa única y original


Las V Jornadas de la Cebolleta, además de dar a probar la cebolleta, tal como se concina en Cataluña, se han dado a degustar este fin de semana al estilo manchego con toque consaburense,  partiendo como base de la comida fast food.
El jefe de concina del Colegio Castilla, Javier Sánchez, atendía la barra  de la ccarpa municipal donde se ofrecían distintas tapas que tenían como ingrediente común la cebolleta.
Organizador de las tapas de las Jornadas de la Cebolleta, explicaba que lo que trata, además de colaborar con la calsotada que tendrá lugar mañana domingo por la mañana, es ofrece una degustación de tapas diferentes en las que el ingrediente común es la cebolleta.
«Hemos elaborado tres tapas distintas,  una primera que lleva huevo frito en tosta con pimentón de la Vera y cebolleta crispi, que disecamos y freímos; una segunda que es una hamburguesa mix con fit de cebolla caramelizada, pepino y queso cheddar y la tercera es un vao con dúo de cebolletas», explicaba.
Lo que se ofrecía era fast food con toques indios o coreanos adaptada a la versión Consuegra, explicaba el cocinero, quien añadió que este tipo de tapas no se suelen ofrecer en los restaurantes, fuera de las jornadas de tapas.
Las tapas al precio de dos euros han sido consumidas por decenas de turistas que comentaban en la barra de bar estas jornadas de la cebolleta como una de las más curiosas vistasen la zona centro de España.
Además los niños han podido participar de una Master Class de cocina, en la que la cebolleta era el ingrediente rey y se cocinaba uno de los platos más conocidos en Consuegra y comarca, la cebolleta con huevo.
Javier Sánchez y su compañera Milagros Martínez se han encargado de dirigir esta Master Class, mañana se encargarán los restauradores de ‘La Centinela’.