scorecardresearch

Grupo Ibérica quiere un CD Toledo más profesionalizado

J. M. Loeches
-

Fernando Núñez Lirio, consejero delegado de Grupo Ibérica, reconoció la seriedad económica y la paciencia como bases de un modelo exitoso en el largo plazo para el club verde

Objetivo: un CD Toledo más profesionalizado - Foto: Yolanda Lancha

El nuevo CD Toledo ya tiene cara. La del consejero delegado del Grupo Ibérica, Fernando Núñez Lirio, que compareció en rueda de prensa para aportar luz a un proyecto a largo plazo que tiene como principal objetivo la profesionalización de todos los estamentos, especialmente el deporte.

Como armas principales para conseguirlo, la cabeza visible del nuevo máximo accionista puso la seriedad económica y la paciencia, pilares fundamentales que deberán apoyarse en el trabajo diario. Y es que, desde su punto de vista, «es fundamental tener unos presupuestos que se cumplan; no vamos a ser los que más paguemos, pero sí los más rigurosos».

En cuanto a la paciencia, Núñez reconoció que es el primero al que le gustaría conseguir éxitos a corto plazo, pero entiende que «el paso atrás que supone estar en Tercera, debe aprovecharse para cimentar las bases y colocarse donde se merece». Es consciente de lo complicado que es pedir esta cualidad ahora mismo, pero la considera otro pilar básico.

Por lo demás, Grupo Ibérica se ha convertido ya en el máximo accionista del club verde, con un 75 por ciento de las acciones, mientras que Doménica Sports se queda con el 20 por ciento; el restante 5 por ciento es para accionistas minoritarios. El propio Núñez reconoció que va a estar «muy implicado» en el proyecto, aunque formará parte de un consejo de administración en el que continuarán Alejandro Jara, como consejero delegado, y Joaquín Sánchez-Garrido, en la presidencia.

Por lo demás, Núñez Lirio repitió en varias ocasiones que quiere inculcar en el fútbol esa «ilusión y pasión» que él ha mamado de su empresa familiar, creado por su padre mediados los años 70 del siglo pasado. En cualquier caso, quiso explicar por qué escogió Toledo y no otra ciudad para inmiscuirse en la gestión deportiva. «Es una plaza que reunía muchos requisitos, como tener una cultura y una historia, y un club cuya afición está viva, como ha demostrado con su apoyo en una temporada desastrosa», indicó.

Considera que es una capital de provincia y de autonomía, y que con cerca de 700.000 habitantes, «tenemos esa chicha que no se tiene en otros sitios; es la mejor plaza para desarrollar nuestro proyecto». Y es que, quiere que el futuro pivote sobre la cantera. Por eso, al anuncio de la creación de una ciudad deportiva, con residencia de estudiantes, añadió como otra de las metas a subrayar, «cuidar a los padres y a los niños, pues no podemos permitirnos el lujo de que por aquí no pasen las mejores perlas de la provincia que luego dan el salto a categorías superiores».

El nuevo dueño recalcó que quiere en el CD Toledo "a los mejores", y puso como modelo el del Villarreal CF, la SD Eibar o el CD Mirandés. «Son localidades con menor población», dijo.

Desde su punto de vista, lo que diferencia el éxito de estas entidades de otras con igual o mayor potencial es «la gestión». Y por eso volvió al apartado de la profesionalización, además de «trabajar mucho», como también agregó. El máximo accionista reconoció que no ha venido «por negocio». Explicó que el CD Toledo es un club «deficitario» y que es consciente de que le va a tocar seguir aportando dinero hasta que un futuro «sea posible recuperarlo y monetizarlo». Siempre con esa "ilusión y pasión" que llevará por bandera.

ARCHIVADO EN: CD Toledo, Accionistas