El Ministerio rehabilitará la Audiencia por 630.000 euros

m.g. / toledo
-
Justicia rehabilitará la Audiencia Provincial de Toledo - Foto: VÁ­ctor Ballesteros

La Subsecretaría del Ministerio de Justicia acaba de adjudicar la obra a la empresa Imesapi por poco más de medio millón de euros. Las obras comenzarán en breve y durarán seis meses tras más de diez años de espera

Era una de esas obras necesarias apuntadas en muchas agendas, pero parecía no tener fecha ni encontrar acomodo en los presupuestos porque se ha ido posponiendo desde hace más de diez años. Sin embargo, la Audiencia Provincial de Toledo afrontará por fin una intensa rehabilitación en los próximos meses.
Ya no se trata de un anuncio, como uno de tantos en los últimos años, ya que la Subsecretaría del Ministerio de Justicia acaba de formalizar el contrato con la empresa Imesapi, que se ha alzado con la adjudicación de este contrato superando la oferta que presentaron otras doce licitadoras al concurso gracias, en buena parte, al precio a la baja ofertado de unas obras que costarán alrededor de 630.000 euros, 161.000 euros menos que los inicialmente previstos. El resto de los criterios evaluadores, con un os baremos muy inferiores se relacionan con la mejora de la calidad y en la oferta de asistencias externas a la dirección facultativa.
Poco confiaba el personal de la Audiencia Provincial en este proyecto, puesto que se ha ido aplazando por motivos presupuestarios durante muchos años a pesar de las deficiencias y necesidades de conservación de este edificio, que motivó algunas obras menores puntuales para parchearlo y que continuase prestando su actividad. La crisis económica desdibujó este proyecto que se ha retomado hace algunos meses. Si bien, el Ministerio de Justicia parece que ha apretado el acelerador esta primavera y quiere tener lista la rehabilitación integral de este edificio en seis meses, con lo que las obras finalizarán en el primer trimestre de 2020.
Imesapi, la concesionaria de las obras, tendrá que poner especial cuidado en la rehabilitación porque se trata de un edificio singular, catalogado como E, por su año de construcción, 1800. Pese a todo, lo cierto es que prácticamente tuvo que ser reedificado en los años 50, pero se sigue manteniendo su protección por algunos de sus elementos de la fachada fundamentalmente.
El inmueble se utiliza como sede de la Audiencia Provincial, dividida en dos secciones, la Fiscalía y la sede del tribunal del jurado, todo ello distribuido en el sótano y en las plantas bajas y primera,  pero dispone también de tres viviendas en la planta segunda.
Para esta rehabilitación no se partía de cero, ya que el arquitecto  David Mencías redactó el proyecto en 2011, aunque ha sido necesario realizar algunos cambios y actualizarlo antes de que se publicara la licitación, ya que a  lo largo de estos últimos años se han llevado a cabo algunas intervenciones puntuales en la Audiencia para evitar que el deterioro fuera a más.
El grueso del proyecto se centra fundamentalmente en la sustitución del torreón actual, «que presenta una serie de lesiones». En este caso, se plantea su demolición parcial y reconstrucción. El espacio comprende el archivo en las plantas primera y segunda y una planta baja destinada al aparcamiento.
Al margen del torreón, la rehabilitación engloba la mejora de la accesibilidad y está previsto demoler parcialmente el aseo en la planta primera y segunda, ampliar el hueco del ascensor y otras obras destinadas a mejorar el recorrido interno por el edificio. El proyecto también contempla la reparación e impermeabilización de la cubierta, que incluye la retirada y sustitución de las tejas, una cuidada impermeabilización y la limpieza de canalones y otros elementos.
más mejoras. La adjudicataria tendrá también que realizar la sustitución del sistema de evacuación de aguas pluviales, el cambio de las instalaciones generadoras térmicas, la adecuación de las instalaciones eléctricas y la incorporación de mejoras para las instalaciones de voz y datos existentes.
Una rehabilitación de estas características suele incluir también una limpieza integral del edificio. En este caso, los trabajos que se realicen en la fachada exigen una serie de requisitos por el valor patrimonial del edificio. El proyecto de adecuación debe seguir las directices de la Real Fundación de Toledo, como se apunta en el pliego de prescripciones técnicas de este contrato.
un largo peregrinaje. Las primeras noticias sobre una posible rehabilitación del edificio sorprendieron bastante hace once años. En aquellos momentos los presupuestos del Ministerio de Justicia eran más holgados y se barajó destinar a la Audiencia Provincial tres millones de euros para afrontar la remodelación y se señalaron tres anualidades para el reparto de la inversión, 2009, 2010 y 2011. Pero las previsiones se truncaron pronto a pesar de las necesidades que mantenía el edificio, sobre todo, en su planta baja, en la que se sitúa la Sección Segunda, creada en 1992.
Los planes se pospusieron, en principio, hasta 2014, aunque fue necesario derribar un antiguo torreón dos años antes, una pequeña obra que costó alrededor de 15.000 euros y dio muestras de la urgencia y el estado de conservación del edificio. También en 2014 se realizaron obras menores de rehabilitación con un presupuesto de 57.651 euros.
 A lo largo de la última década  se ha reclamado en numerosas ocasiones la rehabilitación integral de la Audiencia, tanto por los magistrados que trabajan a diario en este inmueble como por la Gerencia Territorial de Castilla-La Mancha y el Tribunal Superior de Justicia. También se miraba con interés las previsiones de los Presupuestos Generales del Estado todos los años, aunque había cierta resignación porque las partidas no terminaban de materializarse nunca, como ha ocurrido con el proyecto del Instituto de Medicina Legal, que tiene terreno disponible desde hace años y no termina de materializarse el proyecto a pesar de las distintas promesas políticas y de las necesidades de los forenses.
Si bien, esta vez, a pesar de que no es la primera vez que se promete una intervención en la Audiencia de Toledo, la rehabilitación va tomando forma aunque sea con un presupuesto más modesto del que se calculó en principio.