scorecardresearch

IU: Santa Teresa se barrerá 6 días a la semana y 1 La Legua

J.S.
-

Txema Fernández lamenta que sean las empresas las que decidan cómo se va recoger la basura en el Casco y que la limpieza de La Bastida y Fuente del Moro sea una mejora que las licitadoras puedan o no ofertar

Txema Fernández, portavoz de IU-Podemos en el Ayuntamiento de Toledo. - Foto: Yolanda Lancha

«Más del Ribero se va a convertir en la calle que divida a la ciudad que se limpia del Toledo que no se limpia». Así de contundente se mostró ayer el concejal de Izquierda Unida-Podemos, Txema Fernández, a la hora de valorar el pliego de condiciones del nuevo contrato de limpieza viaria y de recogida de residuos sólidos urbanos. Entre otras cuestiones que, en opinión de este grupo municipal, hacen que el nuevo contrato nazca «lastrado y será ineficaz», su portavoz criticó la «dispar» frecuencia de barrido manual que la nueva concesionaria está obligada a hacer en los distintos barrios de la ciudad. «Mientras que en Santa Teresa  se realizará durante seis días a la semana en barrios como Valparaíso, La Legua o el Poblado Obrero sólo se hará en uno».

«Si se hubiera dado participación si se hubiera negociado con los agentes vecinales, los agentes sociales o sindicales, con los vecinos y vecinas en general y con el resto de los grupos municipales con representación en el Ayuntamiento de Toledo no habría tantos errores de planificación», subrayó ayer Txema Fernández.

Sobre la limpieza y recogida de basuras en el Casco, IU lamenta que el pliego deje la «solución» en manos de la empresa adjudicataria para evitar el debate sobre si bolseo sí o no». «El equipo de Gobierno no propone absolutamente nada y eso que es la complejidad de un barrio como el Casco lo que le sirve para justificar que no se separen el contrato de la limpieza viaria de el de recogida de basuras», lamentó Fernández,  quien añadió que a su grupo le «hubiera gustado que el centro de la ciudad tuviera un anexo específico sobre el Casco».

Asimismo, Izquierda Unida, que  ha elaborado un informe con las «deficiencias» del nuevo contrato de basuras, que ayer empezó a entregar a  las asociaciones vecinales, acusó al equipo de Gobierno de mentir porque la «limpieza de La Bastida y La Fuente del Moro no están incluidas en el contrato». Fernández explicó que ambos parques periurbanos aparecen en el apartado de mejoras, por lo que si la adjudicataria no las incluye en su oferta no se podrán realizar de forma ordinaria y habrá que acudir a limpiezas extraordinarias fuera del precio de contrato.

En cuanto a las medidas medioambientales del contrato, reprochó al Gobierno municipal que «no haya prohibido el uso de herbicidas con glifosato que son cancerígenos.

plantilla. En el apartado del personal, mostró su preocupación por el futuro laboral de los trabajadores  de la actual concesionaria. El portavoz de Izquierda Unida-Podemos, que lamentó que Toledo no se haya replanteado remunicipalizar el servicio como este mismo año han hechos ayuntamientos como el de Astorga o Alcorcón aseguró que la plantilla actual no está adscrita al servicio. «Si los 242 trabajadores no están adscritos al servicio, nada garantiza que vayan a ser subrogados», aseguró. «No hay que confiarlo todo a lo que dice una ley; este asunto debería quedar atado de forma real en el pliego», sentenció. Asimismo, criticó que tampoco se haya incluido en el pliego una bolsa de horas para que los operarios que presten el servicio «no hagan más horas de las que les corresponden. En definitiva, en materia laboral no hay mejoras», concluyó Fernández, que reconoció que la redacción actual del pliego de contrato, que ya ha salido a licitación por 100 millones de euros para los próximos ocho años, complica las relaciones de su grupo con el equipo de Gobierno».