scorecardresearch

Sabrido retira de la Comisión la compatibilidad de Medina

J. Monroy
-

La concejala de Parques, Jardines y Cemeterio quiere compaginar su actividad pública con la privada. La oposición pide que se centre en el Consistorio y el Gobierno exige que nadie dude de su compromiso

Marta Medina, concejala de Parques, Jardines y Cementerio. - Foto: Ví­ctor Ballesteros

La compatibilidad de la concejala de Parques y Jardines y Cementerio, Marta Medina, llegó ayer a la Comisión de Hacienda. Pese a que hubo debate, el presidente, José Pablo Sabrido, decidió dejar el asunto sobre la mesa. Aunque PP, Vox y Unidas-Podemos se mostraron en contra de la compatibilidad, las dudas surgieron porque no quedaba claro si Medina tenía reconocido una dedicación parcial del 85% como explicaba ella en su escrito de petición o del cien por cien como así es, por decreto de Alcaldía, desde que su actividad profesional privada fue interrumpida por la pandemia. Además, el informe del secretario general del Pleno, que estaba incorporado al expediente, se muestra a favor de conceder la compatibilidad.

Sea como fuere, el viceportavoz del PP, José López Gamarra, afirmó que para su partido «la ciudad de Toledo es suficientemente importante como para que los concejales del equipo de Gobierno se dediquen en exclusividad, al cien por cien, a gobernar, a dirigir los servicios que se prestan desde el Ayuntamiento a los ciudadanos». Por esa razón, el PP no está de acuerdo, en primer lugar, que se lleve estas cuestiones a la Comisión de Hacienda, «porque no somos competentes, que una concejala solicite otra vez el cien por cien del sueldo es competencia de la Alcaldía y es la Alcaldía quien, mediante decreto, debe aprobarlo o no». Será después cuando la Comisión debería determinar la compatibilidad, «para la que desde el punto de vista jurídico no hay ningún problema, pero desde el punto de vista moral, sí». Insiste Gamarra en la importancia de Toledo, «para que un concejal del equipo de Gobierno no solo cobre el cien por cien, sino para que tenga en su cabeza al cien por cien pensando en la ciudad, no en otras cuestiones».

En el mismo sentido, el portavoz de Unidas Podemos, Txema Fernández, puso en valor que «el procedimiento administrativo creo que está mal hecho, porque Medina tiene hoy un reconocimiento del 85% de su trabajo en el Ayuntamiento y creemos que para que se compatibilice tiene que estar al cien por cien, si no, no hace falta pedir la compatibilidad». Es decir, la edil debería primero pedir a la alcaldesa que la reincorpore al cien por cien de la dedicación, «después hablaremos de la compatibilidad con otra empresa». A pesar de eso, IU entiende que «las dedicaciones exclusivas de un concejal de Gobierno no deben mezclarse nunca con dedicaciones parciales con empresas privadas, porque ante una solicitud de la empresa en la que trabaja  la concejal de Gobierno, da igual su cargo, puede darse la situación de que la gente no termine de comprender, y nosotros tampoco lo comprenderíamos, la decisión del Gobierno siempre va a estar en tela de juicio». Lo mejor, a su juicio, es que no se concedan compatibilidades.

También María de los Ángeles Ramos, de Vox, entendía que tiene que ser Milagros Tolón quien dé por Decreto el cien por cien de la actividad a Medina, para después llevar la compatibilidad a la Comisión. Independientemente de ello, «siempre respetando el informe jurídico, que es favorable, ¿qué ocurriría en el supuesto de que Shitons tenga una denuncia de ruidos o salida de emergencia? ¿Cómo puede quedar la Corporación?». No se trata ya del porcentaje de actividad, sino de las posibles incompatibilidades. Aunque Medina es edil de Parques y Jardines, apuntó Ramos, es miembro del equipo de Gobierno «y gobernar una ciudad como Toledo es suficiente trabajo como para llevar añadido algo más, que se dediquen a gobernar y cuando acaben, que se dediquen a otras actividades».

Tras escuchar estos argumentos, Sabrido decidió retirar el punto del orden del día,. Lo importante, a su juicio, era si Marta Medina puede tener un trabajo compatible con su actividad pública, y «en ningún caso se puede poner en duda la integridad, la plena dedicación, la completa preocupación y el compromiso de Marta con el Ayuntamiento de Toledo y con los toledanos». Para Sabrido, es un recurso fácil de la oposición decir que la compatibilidad empaña la actuación pública, «pero creo que la honradez de Marta Medina y de este equipo de Gobierno está por encima de ninguna duda, pero mucha gente conoce a Marta y conoce de su entrega y profesionalidad, y de su desvelo por el Ayuntamiento, en las áreas tan complicadas que le ha tocado gestionar en estos tiempos de pandemia, de la Dana, de Filomena y de Hortensia». Parques y Jardines y el cementerio han tenido grandes problemas, «a los que ella se ha dedicado con absoluta entrega y absoluto reconocimiento». El equipo de Gobierno entiende que el hecho de que «reciba el cien por cien de su retribución no puede servir para empañar su profesionalidad y dedicación. Y si nadie discute que cobrando el 85 por ciento sea honrada y trabajadora, no se puede poner en duda nada por el otro 15%».