scorecardresearch

La bestia cambia de presa

Diego Izco (SPC)
-

El Bayern ha devorado psicológicamente al Barça... como en su día tuvo dominado al Madrid

La bestia cambia de presa - Foto: ALBERT GEA

El Bayern de Múnich es un 'gigante' de 122 años de historia, 62 títulos nacionales, seis Copas de Europa en 11 finales y, en la actualidad, una forma de jugar a fútbol apabullante. Está encontrando problemas esta temporada en la Bundesliga, donde todos los equipos se han 'bayernizado' para contrarrestar su dominio... pero, a pesar de los cuatro empates y la derrota (11 partidos), ya es segundo a un solo punto del Unión Berlín. Y no hay apuesta en la que no figure como el claro favorito a llevarse su undécimo trofeo liguero consecutivo. 

Ese 'gigante' se llevó por delante al Barça el pasado miércoles, demostrando que ha devorado psicológicamente al equipo azulgrana. Fue un 0-3 inapelable en un duelo relativamente cómodo para el campeón germano: Ulreich no tuvo que intervenir ni una sola vez porque el Barcelona no disparó a puerta en toda la cita. La última vez que algo así había sucedido fue el 8 de diciembre de 2021. También con un 3-0 en contra... y también ante el combinado bávaro.   

Brutal estadística

La estadística de los choques recientes entre ambos es horrible. De los 10 últimos enfrentamientos, el Barça solo ha podido ganar uno; fue aquel 3-0, semifinales de la Liga de Campeones de 2015, en el que Messi (dos goles y asistencia a Neymar) abrió las puertas de par en par hacia el segundo triplete. A ese dato se le suma el 1-1 de los cuartos de final de la Champions'09... y los otros ocho partidos son derrotas. Las últimas seis, además, de forma humillante y consecutiva: 

Todo arranca con el 3-2 que devolvió el equipo que entonces dirigía Pep Guardiola en la edición de 2015. Con ese duelo como punto de partida, los últimos seis Barça-Bayern se saldan con el pleno alemán, con 22 goles a favor para los teutones y solo cuatro para los culés, con 52 remates azulgranas frente a 99 bávaros y un largo etcétera de datos aplastantes.  

La revolución progresiva de las últimas temporadas tampoco ha servido para espantar los fantasmas instalados en 'can Barça' desde aquel 14 de agosto de 2020: del once inicial cosechado en aquel 8-2 solo dos futbolistas (Busquets y De Jong) juegan recurrentemente y otros tres (Piqué, Alba y Sergi Roberto) siguen en la plantilla. Es más: de los convocados por Quique Setién en el estadio Da Luz solo continúan en el club Fati, Dembélé y Araújo. Por el contrario, en el Bayern aún siguen Müller, Goretzka, Davies, Kimmich, Gnabry, Neuer, Ulreich, Lucas, Coman, Musiala... 'Monstruos' que se colaron en la cabeza del Barcelona y aún siguen 'machacando' psicológica y futbolísticamente a un equipo asustado. Ni siquiera el 'factor-bisagra' de Lewandowski, autor de un gol en Lisboa, ha ayudado. 

El relevo

El conjunto muniqués se ha convertido en la 'bestia negra' blaugrana después de que el Real Madrid lograse revertir la situación. Siendo el equipo que comenzó su andadura europea con cinco Copas de Europa seguidas, tuvo ganados prácticamente todos sus compromisos directos… excepto con el Bayern de Múnich.

El primer encontronazo se produciría en las semifinales de la Copa de Europa de 1976, en el que un doblete de Gerd Müller privaría a los merengues de una nueva final; algo similar sucedería en la misma ronda en 1987, en las que el 4-1 de Múnich fue sepultado por el ruido del pisotón de Juanito a Matthaus (bigoleador aquella noche). El intercambio de golpes fue siempre favorable a los germanos hasta otras semifinales más (11/12), decididas en el Bernabéu y en los penaltis. Una tanda desastrosa (con el recordado error de Ramos) supondría el punto de inflexión entre ambos equipos. 

Desde entonces hubo seis encuentros más… y el bloque de Chamartín ganó cinco de ellos. Por fin unas semifinales de Champions, llevándose un 1-0 del Bernabéu y masacrando el Allianz-Arena con un 0-4 sellado con dobletes de Ramos y Cristiano (13/14); tres años después, endosándole un 4-2 en Madrid, después de haber ganado también la ida (1-2); y, finalmente, en las 'semis' de la 17/18, venciendo en la capital bávara (1-2) y aguantando (2-2) el juego del Bayern en casa.

Al final del camino, y a falta de un nuevo cara a cara entre dos de los 'gigantes' del fútbol mundial, el Madrid le dio la vuelta a la tortilla: en las 26 citas oficiales entre ambos, ya son 12 a 11 las victorias españolas (tres empates), e incluso las goleadas de los últimos años hacen que la balanza sea de 41 goles merengues frente a 39 teutones. 

Queda por ver si el Barça encontrará un punto de inflexión para restablecerse después de tantos golpes ante el mismo rival: el récord oficial -datos UEFA- es de dos victorias azulgranas frente a 10 alemanas, con 13 tantos españoles y 33 del Bayern. Queda mucho para ver el anverso de la moneda, pero el primer paso es creer que es posible. Algo (fe) que al Madrid le sobra.