scorecardresearch

Hallan restos romanos y medievales en el PAU de La Colegial

Leticia G. Colao
-

Los trabajos arqueológicos junto al templo de la plaza del Pan están dejando sorpresas históricas esperadas por su ubicación en pleno Casco Antiguo.

Hallan restos romanos y medievales en el PAU de La Colegial - Foto: Manu Reino

El estudio arqueológico previo a la ejecución del Plan de Actuación Urbanizadora (PAU) de La Colegial está sacando a la luz importantes hallazgos, normales y casi esperados en una zona histórica y monumental. Restos romanos, datados entre el siglo I y II d.C. los más antiguos, pero también medievales e islámicos, son algunas de las sorpresas que está dejando la fase arqueológica de una actuación urbanística que tiene como objetivo cambiar la imagen del Casco Antiguo por su acceso sur.

Miguel Ángel Sánchez Blázquez, arquitecto y director del PAU y de la actuación urbanizadora, indica a La Tribuna que son cerca de seis los meses en los que se está trabajando en este solar ubicado entre el claustro del templo y la ronda del Cañillo. El objetivo final de esta actuación que se puso en marcha tras muchos años de paralización, es la apertura de dos calles peatonales, que unirán la plaza del Pan con Ronda del Cañillo y plaza de San Jerónimo.

En el interior, un solar propiedad de una Agrupación de Interés Urbanístico donde se quiere desarrollar primero un aparcamiento subterráneo privado de uso público y después, a la espera de la finalización de los trabajos previos, una promoción de viviendas, aunque esto último no es definitivo.

Hallan restos romanos y medievales en el PAU de La ColegialHallan restos romanos y medievales en el PAU de La Colegial - Foto: Manu ReinoRestos romanos. Los hallazgos son variados y de diferentes épocas históricas. Los más antiguos corresponden al siglo I y se pueden extender hasta el V, según explica el arqueólogo César Pacheco.

Conforman varios suelos relacionados con un uso de lagares de aceite, «donde hemos encontrado piedras de molino que son contrapesos de la prensa, y unos suelos especiales con una forma de construcción llamada Opus Signinum, que empezó a construirse en Signia, una zona de Italia, y que después se exportó a casi todo el Imperio». Asimismo se han encontrado muros de época tardoantigua entre los siglos V-VI.

De cinco siglos después datan  las canalizaciones islámicas o atarjeas que, según analiza Pacheco, pueden explicarse en el entorno para suministrar agua a la que era la Mezquita Mayor, en el mismo lugar que después ocupó La Colegial.

También de esta época histórica son los restos «muy interesantes» de lo que podría ser un posible edificio civil «que puede estar también vinculado a la mezquita». Se trata de un edificio «excepcional, realizado de una manera muy monumental, con grandes sillares» y con posible origen palaciego. El arqueólogo asegura que es como una puerta antigua tabicada en época bajomedieval, cuando hacen el muro lindero de la huerta del Monasterio de Santa Catalina, que todavía se conserva.

Los hallazgos más actuales corresponden a los siglos XIII-XV, edificaciones residenciales de época medieval, más concretamente del Bajo Medievo.

conservación. El arquitecto Miguel Ángel Sánchez Blázquez era consciente de la posibilidad de hallazgos significativos en pleno Casco Antiguo, restos que asegura conservarán dentro del futuro proyecto constructivo. «Sabíamos que podían aparecer, pero no a qué nivel», indica de unos restos que aún falta valorar y documentar por Cultura, y que de obtener el visto bueno, pretenden hacer visibles.

Aún resta algo más de un mes para acabar con esta fase arqueológica que aún puede dejar muchas más sorpresas.