Yuncos reúne a la comarca en su 'grito' contra la ocupación

Redacción
-

La concentración vecinal que convocó la alcaldesa para mostrar el rechazo a los ocupas delincuentes contó con la presencia de alcaldes de toda la comarca

Yuncos reúne a la comarca en su ‘grito’ contra la ocupación

redacción / toledo
Desde una actitud cívica, legal, libre y en pro de una convivencia sana se quiso mostrar en Yuncos en la tarde noche del lunes el rechazo a la problemática que representa la ocupación ilegal que sufre este municipio y otros tantos de la zona de La Sagra dado el carácter delictivo que ha ido adquiriendo esta práctica. Numerosos vecinos de Yuncos acudían a la llamada de la alcaldesa -fue ella la que convocó en primera persona- a las puertas del Ayuntamiento en una concentración que contó también con numerosos alcaldes y concejales de la comarca. Así, la que iba a ser una manifestación pública del malestar que está generando la ocupación ilegal delictiva en Yuncos se transformó en un ‘grito’ unánime de una comarca asediada por una práctica que está generando situaciones de miedo entre la población.
«Se se reivindicaba el derecho a vivir en paz y respetando las normas básicas de civismo, en la Sagra, una comarca muy castigada por la ocupación ilegal delictiva e incívica», señalan desde el Consistorio en un comunicado.
Y recuerdan que esta convocatoria surgió «ante los importantes problemas de convivencia y las graves amenazas a vecinos, fuerzas de seguridad del estado, policía local, trabajadores e incluso a la propia alcaldesa, por miembros de dicho colectivo».
Junto a alcaldes y concejales, los vecinos de Yuncos manifestaron su repulsa ante la ocupación en la Sagra, y la delincuencia, robos y violencia que está desencadenando en todos los municipios.
A la alcaldesa de la localidad, la acompañaron en este acto, el alcalde y/o los concejales del Ayuntamiento Numancia de la Sagra, del Ayuntamiento de Yeles, del de Esquivias, de Pantoja, del Ayuntamiento Cedillo del Condado,  de Seseña y de Ugena, así como todos los grupos políticos municipales de Yuncos.
María José Gallego relataba horas antes de la concentración los problemas a los que se enfrentan los ayuntamientos para poder detener esta ocupación ilegal dadas las dificultades para entablar contactos con las propiedades de los inmuebles conflictivos, que suelen ser entidades bancarias. También advertía que los recursos sociales están para ayudar a quien los necesite, pero insitía en que para ello es necesario ajustarse a la ley «y aprender a convivir con el resto de vecinos».