«La reactivación del Casco pasa por la del comercio"

i. g. villota
-

«El Ayuntamiento tiene músculo suficiente para poner ahora a disposición de nuestros vecinos y vecinas los recursos que necesitan»

«La reactivación del Casco pasa por la del comercio" - Foto: Yolanda Lancha

i. g. villota / toledo
Se acaba de cumplir el primer año de legislatura marcada por la pandemia.
Esta crisis sanitaria ha marcado un antes y un después. Haber estado gobernando los cuatro años anteriores y los nueve meses iniciales antes de la aparición del Covid nos ha permitido estar ahora en una buena disposición. Este primer año de legislatura ha estado marcado por la linea continuista y la necesidad de profundizar en las líneas básicas del proyecto que iniciamos en 2015. Esta forma de trabajar nuestra de estar de cara siempre al ciudadano tiene como objetivo modernizar la ciudad y estar al lado de nuestros vecinos y vecinas. 
La gestión iniciada en 2015 nos hace que a día de hoy estemos en una situación buena comparada con otras administraciones y otros ayuntamientos. El Ayuntamiento de Toledo tiene músculo suficiente para poner ahora a disposición de nuestros vecinos y vecinas los recursos que necesitan en la situación actual pasada esta fase inicial de la pandemia. 
En esa primera legislatura y los primeros nueve meses de la segunda hemos hecho una buena gestión, muy prudente en el ámbito económico que nos ha permitido seguir creciendo año a año y ya rozamos los 100 millones de presupuesto, nos ha permitido utilizar los superávit municipales para mejorar infraestructuras y mejorar la ciudad y sus servicios. Una ciudad patrimonio de la humanidad y del siglo XXI. Y lo más importante para nosotros que son las personas vulnerables. 
¿El plan de reactivación está pactado con todos?
Esos pilares se han visto descritos en el plan de reactivación social y económica que pusimos en marcha en la primera semana de pandemia., La alcaldesa se reunió con el tejido social y económico de la ciudad para saber cuáles eran sus necesidades y consensuar las medidas que ya hemos plasmado. Este plan va a permitir poner a disposición de los toledanos 15 millones de euros para entre todos poder salir de la situación generada por esta crisis sanitaria. Son medidas consensuadas con todo el mundo. 
La anterior legislatura gobernaban en coalición con Ganemos (Izquierda Unida) y en esta ocasión lo hacen en solitario pero en minoría. ¿Cómo se manejan mejor?
El espíritu de este equipo de Gobierno es el de consensuar todas las medidas con todos los grupos políticos y no dejar a nadie excluido. Así lo hacíamos en la anterior legislatura pese a tener la mayoría pactada y así lo estamos haciendo en esta gobernando el solitario. Todas las medidas que ponemos en marcha son compartidas con todos los portavoces. Se les informa, se les comunica y se les pide opinión. Nuestra forma de gobernar es intentar sacar los temas con el mayor consenso posible, sobre todo los de ciudad. La comunicación es permanente para que se sumen a nuestro proyecto. 
La sociedad no necesita ahora división ni crispación sino que la clase política esté a la altura y que seamos capaces de dejar a un lado nuestras convicciones partidistas para poder entre todos sumar. 
Pero informar no es consensuar. 
Si estuviésemos de acuerdo en todo, seríamos un equipo de Gobierno de 25 concejales. Hay temas en los que diferimos pero de manera general cuando digo comunicar es hablar para consensuar y llegar a acuerdos. En ocasiones es difícil cuando los planteamientos son tan distantes. 
Ciudadanos, que no se suele caracterizar por hacer una crítica feroz, denuncia falta de participación y transparencia del Gobierno. 
Con Ciudadanos tenemos una comunicación fluida y una relación muy buena. En la anterior legislatura utilizamos todas las herramientas a nuestra disposición para dar a conocer nuestras medidas. Es verdad que cuando las damos a conocer pueden ser casi una decisión definitiva pero lo que buscamos con la comunicación es el mayor consenso posible. Buscamos el punto de lo que nos une. De acuerdo al 100 por 100 no estamos. 
Las críticas de Ciudadanos no las entiendo. Hemos convocado comisiones para informar de las medidas aplicadas por el Covid y la comunicación es permanente. 
Como habla de aparcar el partidismo, entiendo que es para todos y no solo para la oposición. 
Nosotros lo hacemos. Un ejemplo reciente es de hace unas semanas cuando decidimos en Junta de Gobierno prohibir el botellón en la ciudad para evitar aglomeraciones. Previamente a la decisión de Junta de Gobierno yo personalmente hablé con todos los portavoces para comunicarles la decisión y recabar su opinión. Les llamé para comunicarles lo que íbamos a aprobar en Junta de Gobierno y que después debía ser ratificado en una comisión plenaria. 
Pero la decisión estaba tomada y lo iban a aprobar poco después.
Esas decisiones las toma el órgano decisorio de este Ayuntamiento que es la Junta de Gobierno. Comunicamos nuestras decisiones para tener el ‘feedback’ necesario del resto de grupos políticos y eso a veces hace que incorporemos cuestiones que ellos nos plantean. Por ejemplo hemos incluido en el segundo paquete del plan de reactivación una medida propuesta por IU, que nosotros ya teníamos en mente, como la iluminación del parque del Crucero. 
¿Se va a celebrar el Debate del Estado de la Ciudad? ¿Cuándo? ¿Para qué debería servir?
El reglamento dice que el debate se debe celebrar en el primer semestre. Nosotros debemos estar en disposición de cumplir con esa parte del reglamento. Lo que esperamos es que se pongan de manifiesto las necesidades atendidas por la administración local y para dar ejemplo. Sobre todo para no repetir los espectáculos bochornosos que se dan en otros escenarios y que en alguna ocasión se han dado en el Pleno del Ayuntamiento de Toledo traídos por el PP.
Aún no tenemos fecha. En la anterior legislatura se celebró uno a finales de año. La situación actual es muy excepcional y lo tenemos que valorar. Nuestra intención es que se celebre, que sirva de algo para nuestros vecinos y vecinas y que no demos ningún espectáculo bochornoso. 
¿En qué situación económica está el Ayuntamiento?
Siempre nos hemos caracterizado por una gestión económica y una política fiscal muy prudente y eso nos ha permitido ir aumentando el presupuesto en general. Rondamos los 100 millones y eso nos permite poner en marcha políticas necesarias para ayudar. 
Esta situación sobrevenida de la pandemia nos ha obligado a reorganizar el presupuesto con partidas que no se van a utilizar y que nutrirán el plan de reactivación económica y social. 
La situación económica del Ayuntamiento es buena y nos permite estar preparado para afrontar lo que se nos ha venido encima. Esto nos va a permitir mantener nuestra agenda de desarrollo urbano sostenible para definir las infraestructuras que necesita la ciudad, para seguir avanzando en el Plan de Ordenación Municipal (POM), en la movilidad sostenible, en todas las cuestiones iniciadas antes de la crisis. No hemos dejado de trabajar y  tenemos que retomar esas cuestiones para tener una ciudad moderna y mejor. 
Entonces como Ayuntamiento hacen algo más que cerrar parques. 
La gestión municipal abarca muchísimo. Todos los ayuntamientos siempre estamos a pie de calle y en esta crisis hemos sido la primera línea. Hemos tomado decisiones que afectaban al día a día de los ciudadanos, hemos sido el brazo ejecutor de los reales decretos para cumplir las normas del confinamiento, hemos sido la cara visible del estado en todos los municipios. Tenemos una labor muy importante y eso el presidente de la Junta lo sabe porque ha sido alcalde de esta ciudad. 
¿Le molestaron tanto las declaraciones de Page como a la alcaldesa? ¿Eso afecta a la relación institucional?
Tenemos una buena relación con la Junta y con el presidente. Pero esas declaraciones nos relegaban a los ayuntamientos como si fuésemos meras comparsas y hemos hecho y seguiremos haciendo una labor muy importante. 
Nos alegramos de que el presidente se sume ahora a la petición que la alcaldesa lleva haciendo meses de la necesidad de poder utilizar el superávit municipal como fuente fundamental para desarrollar políticas activas de empleo, ayudas directas, infraestructuras, así como los remanentes de tesorería o la relajación de la regla de gasto. Todo eso sería un balón de oxígeno para nosotros. 
¿Qué pasaría si no pudiesen disponer de ese dinero?
Tendríamos las manos más atadas y podríamos poner menos recursos a disposición de nuestros vecinos. Necesitan amparo y protección. Esos recursos son nuestros, son nuestros ahorros, fruto de la buena gestión que se hace en este ayuntamiento y tenemos que utilizarlo nosotros. Algunos ayuntamientos no lo tienen, pero nosotros en los últimos cinco o seis años tenemos superávit. Este año son 5,4 millones. Es una cantidad muy importante que nos permite mejorar nuestra labor y poner a disposición de los vecinos sus recursos porque cumplen con sus obligaciones tributarias. 
¿Tienen un esbozo de las ordenanzas fiscales de 2021 y del presupuesto de 2021? ¿Habrá rebaja de impuestos?
En política fiscal nos caracterizamos por hacer una gestión prudente e intervenir en aquellas tasas en las que se puede. Pero bajar los impuestos, de manera general, y mira que lo hemos hecho, no es nuestro modelo. Si dejamos de recaudar dejaremos de prestar servicios para los ciudadanos. Esto es una cuestión de equilibrio. Los ingresos y los gastos tienen que ir de la mano. 
Nuestro modelo no es adelgazar la administración para luego venderla al mejor postor sino tener una administración fuerte que sea capaz de gestionar los recursos de la manera más eficaz y eficiente para los ciudadanos. 
El presupuesto del año que viene irá en la línea continuista de promoción económica, empleo, servicios público y ayuda a los más vulnerables. 
Ahora vemos un Casco vacío porque no tiene turistas. ¿Hay que replantearse el modelo? ¿Qué Casco histórico quieren?
La reactivación del Casco vecinalmente pasa por la reactivación del comercio de proximidad, con ayudas directas y eso es lo que vamos a hacer. Hay que ayudar a las pequeñas empresas, a los autónomos, a quienes tienen negocios en el Casco. 
El objetivo es conciliar los usos del Casco como un barrio importante y vivo de la ciudad y un lugar con un potencial turístico imparable. 
Hay que compatibilizar la vida diaria de los residentes, que tienen el derecho a tener las mismas prestaciones que quienes viven en otro barrio de la ciudad, y al mismo tiempo fomentar el turismo sostenible. 
¿El avance del POM estará este año?
Hemos contratado a dos urbanistas de mucho prestigio, Busquets y Ezquiaga, y ellos están haciendo estudios preliminares del POM y de Vega Baja. Ellos van a poner de manifiesto en estos estudios cómo se tiene que desarrollar la ciudad, cómo tenemos que crecer, cómo hay que seguir cohesionando barrios. Nuestra idea es que el POM sea una realidad lo antes posible aunque no me voy a comprometer en fechas. 
Esto no significa que no tengamos seguridad jurídica para seguir captando empresas y potenciando el desarrollo industrial de la ciudad. Vamos a poner 200.000 metros cuadrados de suelo industrial en el Polígono a disposición de las empresas. El POM es una prioridad pero no tenerlo actualizado no nos lastra para seguir avanzando como ciudad. 
Con los plazos que la aprobación de un documento así requiere es casi imposible tenerlo esta legislatura. 
Es complicado, pero en la vida no hay nada imposible. Es verdad que los trámites administrativos son muy dilatados en este caso y que es un proceso largo y tedioso pero nosotros queremos ser optimistas y por nuestra parte no va a quedar. 
Quedan dos grandes contratos por adjudicar, el de parques y jardines y el de basura. ¿Para cuándo y cómo variarán después de la pandemia?
El de parques y jardines irá esta semana a Junta de Gobierno Local (la entrevista se hizo el jueves). Una de las principales novedades es que el pliego se va a dividir en dos, uno para el mantenimiento de zonas verdes y otro para el mantenimiento de áreas infantiles, caninas y biosaludables para que el trabajo de cada una de las empresas sea más específico. Lo hemos dotado con 300.000 euros más. 
Este pliego será el primero para contratar y el siguiente será el de limpieza y recogida de residuos, que de verdad está muy, muy, muy avanzado, y también tenemos que pensar en el contrato del mantenimiento de las depuradoras en 2021, que hay posibilidad de prorrogarlo pero veremos si lo sacamos a licitación. 
Es un trabajo ingente, muy técnico, y me gustaría agradecer la labor de los técnicos municipales, son personas totalmente dedicados a la mejora de la administración local. 
¿Qué va a contemplar el contrato de basura?
Habrá que introducir dos novedades, una dejando plasmada la posibilidad de hacer tratamientos de choque ante cualquier agente patógeno nuevo o cualquier cuestión parecida a lo vivido estos meses. Eso quedará plasmado para que esté protocolarizado en caso de que sea necesario ponerlo en marcha. 
En la recogida de residuos vamos a fomentar la recogida selectiva desde el Casco, se lleva viendo desde hace tiempo, sí, pero se está viendo, además de incluir el quinto contenedor. 
No da plazos para este pliego, que ya se han dado muchos. 
El siguiente después parques y jardines, pero tiene que ser muy rápido. Adjudicar el contrato más cuantioso de la ciudad que ronda los 10 u 11 millones de euros lleva un proceso largo, Terminamos con uno y empezamos con el otro.