scorecardresearch

Más de 125 millones de euros de indemnizaciones en CLM

Mario G. Gutiérrez
-

Los daños a agricultores y ganaderos, han provocado las mayores indemnizaciones "de la historia", tal y como informó Inmaculada Poveda, directora general de Agroseguro, quien afirmó que más de 100 millones ya han sido abonados

La jornada contó con la ponencia de diferentes representantes del ámbito agrario - Foto: Yolanda Lancha

Agroseguro celebró una Jornada Institucional sobre los Seguros Agrarios, en la cual, y tras la vuelta a la presencialidad dos años después se puso de manifiesto las dificultades que atraviesa el sector primario, así como las diferentes situaciones que pueden surgir a lo largo de próximos años debido a las «variaciones climáticas».

Así lo aseguraba Inmaculada Poveda, directora general de Agroseguro, quien puso en valor la tendencia al cambio que se está viviendo desde el sector primario con una declaración muy clara «quien asegura, se queda» poniendo en valor la ausencia de fluctuaciones entre los asegurados según la campaña «ahora el agricultor toma sus pólizas, porque es consciente que el clima puede variar de un día para otro y puede dañar una cosecha entera» sentenció.

En lo que va de año, se estima que ya se alcanza la cifra de 125 millones de euros en indemnizaciones, lo que supone «la cifra más alta de toda la historia del seguro agrario», a pesar de lo cual, según confirmó Poveda, ya se han abonado «más de 100 millones a los asegurados». Esta cifra supone entorno al 20% de la cantidad total que los seguros agrarios han destinado hasta el momento a subsanar los siniestros ocurridos hasta el 15 de octubre.

En nuestra región, en lo que llevamos de año, los mayores daños han repercutido en las hortalizas, más concretamente en el sector del ajo durante la primavera, donde se han cubierto daños por 30 millones de euros. La uva de vino, también se ha visto damnificada, primero por heladas y luego por pedrisco hasta días antes de la vendimia. Además de ello,  tomates, pimientos, melones,  también se han visto afectados.

El olivar de bajo rendimiento, es uno de los más damnificados por la borrasca Filomena, puesto que tal y como explicó Poveda, a pesar de estar previsto en el seguro, habitualmente no son cubiertos por sus propietarios, mostrando así la variedad y amplitud de coberturas que se ofrecen

dificultades añadidas. Poveda también, quiso poner en valor el «gran trabajo» que están realizando los peritos, accediendo todos los rincones donde es necesario, a pesar de que las condiciones climáticas han hecho mella en multitud de accesos a las explotaciones agrícolas y ganaderas o las condiciones derivadas de la pandemia, donde había que extremar las condiciones para evitar contagios.

Destacó también el uso que hacen de las herramientas tecnológicas, apoyándose en ellas para realizar una contratación más ágil, localizar los siniestros de forma muy efectiva y gestionar los expedientes con la mayor rapidez posible.

Por su parte, los representantes de ENESA y SAECA, declinaron hacer declaraciones previas al comienzo del acto a los medios allí congregados.