Page piensa en una empresa pública para el Tercer Sector

C.M
-

El presidente en funciones se mostró interesado en seguir fomentando la colaboración público-privada avanzando la creación de una nueva empresa para la prestación de servicios sociales

Page piensa en una empresa pública para el Tercer Sector - Foto: David Pérez

El acto conmemorativo del XXV aniversario del hospital laboral que la mutua Solimat posee en Toledo reunió en el centro a representantes regionales y municipales que, como era de esperar, felicitaron a los responsables del crecimiento de la única mutualidad laboral con capital íntegro de Castilla-La Mancha que ofrece cobertura a más de 160.000 personas, entre trabajadores y autónomos. No en vano, El Hospital San José de Solimat, forma parte de los 13 centros asistenciales de esta mutua, creada en el año 1933.
Ante al presidente de la mutua, Humberto Carrasco, Emiliano García-Page alabó el trabajo realizado por la entidad «made in Castilla-La Mancha, que cuenta con grandes profesionales y con una calidad humana» en el trato que, apuntó, «ojalá pudiera darse en todos los servicios públicos». Por ello, y destacando el valor de las mutuas en España, «que son sinónimo de unión, y la unión hace la fuerza en la adversidad», el presidente regional en funciones tuvo a bien expresarse partidario «de fomentar la colaboración público-privada» adelantando, en este acto, su intención de avanzar «en la creación de una nueva empresa para la prestación de servicios sociales, en colaboración con el Tercer Sector», fórmula idónea «que nos permita asumir retos del futuro como el envejecimiento de la población».
En este sentido, explicó que «cada vez se va a mover más dinero en la atención a personas mayores, cada vez se va a mover más dinero en atención a la dependencia», razón por la que «cada vez va a ser más necesario reforzar los mecanismos de colaboración con empresas y, fundamentalmente, con el Tercer Sector». Ante ello, concretó, será necesario «un instrumento público» que, por ello, «no tenga la rigidez que tiene la administración y que nos permita afrontar los retos del futuro siguiendo el ejemplo de lo que es Solimat».
No olvidó recordar que la Ley del Tercer Sector de Castilla-La Mancha verá la luz «este mismo año» y que permitirá al Gobierno regional establecer «pautas de contratación mucho más estables» con las entidades del Tercer Sector. Eso sí, «se hará con mucha austeridad» y contará con la «colaboración de estas entidades sociales que no nacen para ganar dinero, pero que acaban prestando un servicio púbico de primer rango».
Emiliano García-Page, insistió en destacar la labor realizada por Solimat en sus años de historia tanto en «la calidad asistencial que mejora por momentos» como en el trato ofertado por su equipo, evolución que ha asemejado a la desarrollada en el ámbito de la sanidad pública que, sentenció, «cuando acabe esta legislatura estará entre las tres regiones de cabecera en prestación de servicio asistencial».
Sobre la colaboración público-privada, recordó Page «el importante acuerdo que se firmó durante la pasada legislatura con empresarios y sindicatos para ofrecer pautas de estabilidad y serenidad al crecimiento económico de la región» en un momento «muy difícil» que, ahora, cuenta con «un escenario más favorable» tras los últimos resultados electorales, De ahí que aventurase la posibilidad de «acelerar el paso porque aquí no estamos sometidos a tensión en la gobernabilidad», como ocurre en otros escenarios del país.
Y es que, precisó, «tenemos estabilidad política y social en Castilla-La Mancha y ello debe ayudar a mejorar la situación en relación con los accidentes en el trabajo» porque, aseveró, «en la misma medida en que baja el paro, se produce más actividad y más riesgo para la seguridad laboral».


Casi un millón de asistencias. El presidente de la mutua Solimat, Humberto Carrasco, enumeró algunos de los logros conseguidos por una entidad que, en sus 25 años, «ha prestado más de un millón de actos asistenciales, ha atendido 150.000 urgencias, 400.000 consultas, 11.000 intervenciones quirúrgicas, y más de 500.000 sesiones de fisioterapia».

 

«Los hogares con todos sus miembros en paro han bajado más de un 47% desde 2015». El presidente en funciones de Castilla-La Mancha celebró, además, que se haya conseguido reducir «en más de un 47% el número de hogares con todos sus miembros en paro desde 2015», cuando comenzó la pasada legislatura. A su juicio, «se trata de una cifra previa a la llegada de la crisis en lo que a parados en toda la unidad familiar se refiere, y hay que seguir avanzando en este sentido».
 En cifras, los hogares con todos sus miembros en paro se han reducido en más de 37.000, alcanzando su cifra más baja en diez años. Con motivo de este aumento del empleo, Emiliano García-Page mostró su intención de «reforzar las estrategias en la seguridad en el trabajo» porque «sigue habiendo lagunas evidentes en algunos sectores».