Muere Fernando Egea, director de la Banda Ciudad de Toledo

ADM / TOLEDO
-

El clarinetista, padre de la prestigiosa violonchelista toledana Montserrat Egea Tapetado, era muy querido en la ciudad. La alcaldesa Milagros Tolón ha expresado su pésame. Ha fallecido mientras montaba en bici.

Fernando Egea, director de la Banda de Música Ciudad de Toledo - Foto: La Tribuna

Los músicos toledanos lloran el repentino fallecimiento del clarinetista Fernando Egea, director de la Banda Sinfónica Ciudad de Toledo. Natural de Mora, Egea había estudiado la carrera musical en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid y también era militar, perteneciente a la Guardia Real.
Su presencia al frente de la agrupación toledana era habitual desde hace años tanto en conciertos como en actuaciones de calle, desde las procesiones de Semana Santa hasta las celebraciones con motivo de Santa Cecilia, patrona de los músicos (el último concierto de Santa Cecilia fue celebrado el pasado 22 de noviembre en un espacio tan especial como la Estación de Tren, con motivo de su centenario). Siempre estuvo abierto a colaborar en la programación cultural del Ayuntamiento de Toledo, cuya alcaldesa, Milagros Tolón, lamentaba su pérdida a través de las redes sociales. También lo hacían otros representantes de la política municipal, como el abogado y concejal Pablo José Corrales, del Partido Popular.
Dentro del mundo de la música, expresaban su dolor figuras como Javier Moreno Abad, director de la Capilla Diocesana y profesor de la Universidad de Castilla-La Mancha.
Fernando Egea era padre de Montserrat Egea Tapetado (1997), una prometedora violonchelista toledana, ganadora de varios premios nacionales e internacionales.

Egea fallecía por causas naturales cuando realizaba ejercicio por la Urbanización Las Perdices de Bargas en su bicicleta. Una llamada alertó de la situación al 112 sobre las 9,45 horas de la mañana, y el servicio de emergencias coordinó el desplazamiento de efectivos de la Guardia Civil, Policía Local, un médico de Urgencias, una UVI y una ambulancia de Urgencias. Sin embargo, cuando los sanitarios llegaron al lugar de los hechos, en la calle Trigal de la urbanización Las Perdices, no pudieron hacer nada por salvare la vida. El cuepo sin vida se encontaba junto a la bicicleta lo que hace suponer que  falleción debido a un infarto.