scorecardresearch

Trasladan a los paliativos del Provincial por Semana Santa

Jaime Galán
-

Sus familiares denuncian que hayan reubicado a los pacientes en fase terminal en el Hospital Universitario de Toledo "de un día para otro". El Sescam reconoce que el traslado se hace cada año "respetando la confortalidad del paciente"

Hospital Provincial de Toledo - Foto: Víctor Ballesteros

Las familias de los pacientes en paliativos del Hospital Provincial de Toledo protestan por las "malas formas" que han recibido los internos y sus acompañantes. Es el caso de Bárbara Bueno, que desde hace un mes tiene a su madre ingresada en este centro sanitario de la capital en fase terminal. Todo transcurría con normalidad hasta que, según relata la afectada, este pasado miércoles los médicos le comunicaron que su madre tenía que volver a la residencia donde permanecía antes de su ingreso en el Hospital Provincial. Bárbara y su familia se negaron porque veían a su madre en un estado bastante grave, y transmitieron a los responsables que solo se iría si "me entregaran un informe en el que bajo su responsabilidad aseguraran que a mi madre no le iba a pasar nada". En ese momento, su progenitora se quedó en el centro.

Al día siguiente de esto, en la jornada de hoy, Bárbara comenta que "a los médicos no les quedó más remedio que decirme que el Hospital cerraba por Semana Santa y que el viernes (hoy) a las 15:00 horas la planta de paliativos tenía que estar cerrada y ya haber trasladado a todos los pacientes en fase terminal". Bárbara informa de que durante la semana la planta contaba con unos siete u ocho pacientes. Finalmente, desde el centro sanitario citan a Bárbara para hoy a las 10:30 horas para acompañar a su madre en el traslado, dado su delicado estado de salud. La sorpresa de la hija se produce cuando llega a la cita veinte minutos antes y le dicen que a su madre ya la habían trasladado al Hospital Universitario de Toledo. "Cuando llego al nuevo Hospital nadie sabe nada, ni me quieren dar el parte. Un cachondeo", se lamenta.

Desde el Sescam confirman estos traslados como parte de la organización de los recursos asistenciales del Complejo Hospitalario de Toledo, y aseguran que dicha actividad se realiza "con las mismas condiciones de confortalidad para el paciente como para las familias". Bárbara Bueno destaca que trabajadores del Provincial le comentaron que esto "ya ha pasado en navidades y que tienen intención de hacerlo también en los meses de julio y agosto". Si estos pacientes deben mantener su ingreso en paliativos, al final de la Semana Santa volverán a ser trasladados. Concretamente, el próximo día 19 de abril. Bárbara Bueno no duda de que pondrá una reclamación, ya no por su madre, "sino para que no lo hagan con más personas. Es inhumano que los traten como un trozo de carne".

Los familiares de los pacientes eximen de esta problemática a los trabajadores del Hospital Provincial, como auxiliares, enfermeros, psicólogos o médicos, porque durante su estancia en el Hospital "hemos recibido un trato extraordinario y estamos agradecidos".