El inicio de esta segunda ola es en Toledo un 21% más letal

F. J. R.
-

En los primeros siete días tras el estado de alarma fallecieron en la provincia por coronavirus 28 personas, mientras que la pasada semana, seis meses después del confiamiento, la cifra asciende a 34 muertos

El inicio de esta segunda ola es en Toledo un 21% más letal

Entre finales de agosto y comienzos del actual mes los distintos gobiernos, tanto autonómicos como central, comenzaron a reconocer abiertamente que España se encontraba ante una segunda oleada de coronavirus. La fecha del pasado 14 de septiembre, cuando se cumplían exactamente seis meses de la declaración del estado de alarma en todo el país, es sin duda perfecta para ver la evolución de la pandemia y documentar la potencia de esta segunda ola de la Covid-19.
El primer fallecido en la provincia de Toledo por coronavirus se registró precisamente el mismo día del inicio del estado de alarma. El sábado 14 de marzo el Sescam reconocía que había 58 pacientes con Covid ingresados en los distintos hospitales de Toledo, o en cuarentena en sus domicilios, y un solo muerto. Desde ese momento ambas cifras no han dejado de aumentar, iniciándose una nefasta estadística que, según los datos de ayer mismo, dejan el total de infectados en la provincia en 14.011 y el de muertos en 877 personas.
Los números no mienten y desvelan la pandemia en toda su crudeza. Comparando la primera semana tras el estado de alarma con el mismo periodo de tiempo seis meses después, se observa que tanto los datos de nuevos casos de coronavirus como de fallecidos están disparados.
El primer apartado tiene una lógica explicación. Ahora mismo se realizan infinitamente más pruebas de detección del virus que en los primeros meses de la alerta sanitaria. Lo que desconcierta más es el repunte de la mortalidad en el inicio de esta segunda oleada con respecto a la inicial.
De esta forma, entre el 14 y el 21 marzo se registraron en  toda la provincia un total de 28 muertes por SARS-CoV-2, mientras que del 14 al 21 del presente mes se han producido 34 defunciones, lo que se traduce en un incremento del 21,42% de la mortalidad por coronavirus en Toledo en esta segunda oleada.
En la jornada de ayer, el Sescam comunicó 5 fallecimientos en 24 horas, y en lo que va de actual semana ya se contabilizan 21 muertos.
Además, ayer se añadieron a la estadística  338 nuevos positivos, aunque la mayoría de ellos son asintomáticos o muy leves.
Otra de las cifras que también aumenta es la presión asistencial, y en los hospitales de la provincia ya hay 274 personas ingresadas por Covid, 179 de ellas están en la ciudad de Toledo. Y 25 de esos hospitalizados necesitan de un respirador y se encuentran en la UCI.
La pandemia lleva seis meses con nosotros, aflojó su mortalidad tras el confinamiento y ahora amenaza con una segunda vuelta que, lo dicen los números, es ya más letal.