Barreda: «Agradezco a Juan Sánchez sus verdades incómodas»

A.D.M.
-

El expresidente de Castilla-La Mancha encabezó el homenaje al director de la Biblioteca de Castilla-La Mancha, recientemente fallecido. La sala de fondo regional lleva ahora su nombre

Barreda: «Agradezco a Juan Sánchez sus verdades incómodas» - Foto: David Pérez

La Sala Castilla-La Mancha de la Biblioteca Regional ya lleva el nombre de Juan Sánchez Sánchez. Multitud de amigos del historiador y bibliotecario toledano, fallecido a finales del mes pasado, se reunieron para rendirle un último homenaje en el espacio al que permaneció vinculado, de una u otra manera, a lo largo de las tres últimas décadas. Uno de ellos fue el expresidente de Castilla-La Mancha José María Barrera, con quien Sánchez trabajó durante su etapa al frente de la Consejería de Educación y Cultura. «Siempre le agradecí sus verdades incómodas», manifestó, destacando el esfuerzo realizado durante aquellos momentos -también por el periodista y editor Alfonso González-Calero, «otro miembro de la Galaxia Gutenberg» presente en el acto- para resignificar el valor simbólico del Alcázar de Toledo como biblioteca, «por mucho que algunos representantes de la derecha ultra -y no tan ultra- lo considerasen una afrenta». Según Barreda, «gracias a Juan Sánchez Sánchez, ahora, para los jóvenes, el Alcázar son los libros y no la Guerra Civil».
El homenaje, celebrado en el salón de actos de la Biblioteca, fue presentado por Carmen Morales, su sucesora al frente de la institución. Ayer se celebró precisamente un nuevo aniversario del centro, «de cuya historia Juan siempre ha formado parte». Carmen Morales destacó su compromiso con el mundo de los libros, que empezó con la creación del servicio de bibliobuses y que se desarrolló a lo largo de medio siglo. «Sus cinco años como director de la Biblioteca de Castilla-La Mancha fueron el broche final a sus largos años de servicio». Consciente de la «huella imborrable» que deja en la comunidad bibliotecaria de Castilla-La Mancha, Morales explicó que la Biblioteca ha instalado un centro de interés que reúne varios de sus libros, como poeta y como profesional del mundo del libro. Asimismo, se ha dispuesto un volumen en blanco para que quienes lo deseen puedan despedirse del entrañable bibliotecario.
Durante el homenaje se proyectó un sencillo audiovisual con música de Javier Pelayo (ganador del certamen ‘Pasión por Crear’ 2017-2018, impulsado por el propio Sánchez) y fueron recitados dos de sus poemas, «Tengo la voz ronca de clamar» y «La hoja roja de mi calendario», por parte de Macarena Alonso. Guadalupe López interpretó un par de piezas en el centenario piano del salón de actos de la Biblioteca. Parte del homenaje fue también la instalación de un retrato grupal de Dalila del Valle en donde Sánchez aparece retratado junto a varios miembros de la Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo (de la que el bibliotecario formó parte durante más de veinticinco años).
Barreda: «Agradezco a Juan Sánchez sus verdades incómodas»Barreda: «Agradezco a Juan Sánchez sus verdades incómodas» - Foto: David PérezOtro de los participantes fue Jesús Fuentes Lázaro, presidente de la Asociación de Amigos de la Biblioteca de Castilla-La Mancha y -como José María Barreda- presidente de esta región en el pasado. Fuentes destacó el modelo de «biblioteca viva, no fosilizada, en diálogo permanente con la sociedad», que Juan Sánchez contribuyó a configurar.
Fue bastante comentada durante el acto, siendo Juan Sánchez Sánchez una de las figuras más destacadas del panorama cultural de Castilla-La Mancha, la ausencia de representantes de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes más allá del delegado provincial, José Gutiérrez Muñoz. Se esperaba la presencia de la consejera, Rosana Rodríguez -cuya asistencia obligó a cambiar el horario del acto-, pero esta finalmente no se produjo. Ni María Dolores de Cospedal ni Emiliano García-Page, últimos presidentes de Castilla-La Mancha, han visitado la Biblioteca Regional más allá de lo meramente anecdótico.
Aparte de los ya mencionados, participaron en el homenaje distintos representantes del mundo de las bibliotecas, entre ellos Joaquín Selgas, Alicia Arellano, Antonio Casado, Javier Docampo y Óscar Arroyo, responsable de los servicios bibliotecarios de la Junta de Comunidades. También estuvo presente Miguel Larriba. Por parte del mundo de los archivos, asistieron Mariano García Ruipérez, Alfredo Rodríguez e Isidoro Castañeda, entre otros. Entre los editores, Francisco del Valle (Cuarto Centenario) y Jesús Muñoz Romero (Ledoria). Por parte de la Universidad de Castilla-La Mancha acudió la decana de la Facultad de Humanidades, Rebeca Rubio, acompañada por su antecesor, el catedrático Ricardo Izquierdo. El capítulo de historiadores estuvo encabezado por Isidro Sánchez Sánchez, exdirector del Centro de Estudios de Castilla-La Mancha, hermano del bibliotecario, y por Fernando Martínez Gil, que fue profesor de la UCLM. Para terminar, es posible destacar la presencia de varios miembros de la plataforma ‘Toledo: Sociedad, patrimonio y cultura’, de la que Juan Sánchez fue fundador. Entre ellos, el geógrafo Antonio Zárate, el filólogo Juan José Fernández Delgado (presidente del Ateneo toledano) y el periodista Justo López Roco.