Cuando la meta es ganar al virus

J. M. Loeches
-

El atleta fuensalidano Raúl Granjo es un habitual de las carreras populares, pero desde hace tres semanas colgó las zapatillas para trabajar en la desinfección de residencias como miembro de la UME

Cuando la meta es ganar al virus

En el atletismo popular de la provincia de Toledo Raúl Granjo no es un extraño. Sin zapatillas y embutido en el equipo de protección individual, con máscara, guantes y botas de goma, sí que pasa algo más inadvertido. El atleta de Fuensalida es miembro del Regimiento de Apoyo e Intervención de Emergencias (RAIEM), en la base de Torrejón de Ardoz, y estos días le ha tocado protagonizar en primera persona otra carrera, la de ganarle la batalla al coronavirus.
Como reconoce, «ya ni me acuerdo del atletismo, eso fueron los primeros días, pero ahora estoy tan metido trabajando, desde las 8 de la mañana hasta las 9 ó 10 de la noche, que no tengo tiempo». Esta semana ha conseguido unos días libres que le están sirviendo de respiro para regresar el viernes a la primera línea.
Granjo es jefe de equipo y todas las mañanas es su capitán el que instruye las misiones que deben realizar. Dentro de las tres que se le han encomendado a la Unidad Militar de Emergencia (UME), el fuensalidano se encuentra dentro de la desinfección de residencias, como miembro del Grupo de Intervención de Emergencias Tecnológicas y Medioambientales (GIETMA). Otros compañeros se dedican a trasladar enfermos y otros al transporte de los cadáveres y su desinfección.
Cuando la meta es ganar al virusCuando la meta es ganar al virusDesde que se decretó el estado de alarma, Raúl Granjo y su equipo han pasado por multitud de residencias de Madrid y de la provincia de Toledo. Entre otras, su equipo ha actuado en Santa Cruz de la Zarza, Noblejas, Los Yébenes, Yeles o La Guardia. «La verdad que los primeros días la gente se asustaba al vernos así vestidos, pero ya están acostumbrados», cuenta.
Además, según indica, «los trabajadores son muy agradecidos, a pesar de que están bajo mínimos porque hay muchos de baja, y se portan genial, incluso nos invitan a comer, pero no podemos quedarnos». Los miembros del Batallón  de Intervención (BIEN) son los encargados de reconocer la residencia a la que luego accederán el toledano y su equipo.  «Se dedican a desinfectar las zonas comunes y a señalar cuáles son las habitaciones rojas», relata.
Parece que estas habitaciones «son las que tienen algún anciano infectado por coronavirus o en las que ha fallecido alguna persona». Según narra Granjo, «es más sencillo cuando no hay un residente dentro porque fumigamos con la máquina toda la habitación con peróxido de hidrógeno». Después, la dejan cerrada durante dos horas para luego abrir las ventanas.
Cuando la meta es ganar al virusCuando la meta es ganar al virusEn el caso de que haya algún anciano dentro, se seguirá el mismo proceso con el cuarto de baño, mientras que «limpiamos con agua y lejía todas las zonas del resto de la habituación que puedan tocar las cuidadoras, para después secarlo». Para el corredor de Fuensalida, ha dejado de ser un engorro llevar el traje NBQ (nuclear, biológico y químico), la máscara con filtros, los guantes y las botas de goma. «Sirve para protegernos y luego nos lo quitamos sin ningún riesgo porque nos podemos rociar con el producto por encima porque no nos entra en ninguna parte del cuerpo», añade.
En cuanto a la situación de crisis sanitaria, el propio Granjo es optimista porque «ya hemos notado un descenso en el transporte de enfermos que hacen nuestros compañeros». Bien es verdad que también han detectado que «hay más gente en las calles y parece que la gente se está confiando; esperemos que esto no sea contraproducente».
LaUME, como componente de las Fuerzas Armadas, está al servicio del Estado para apoyar a la población en la lucha contra el COVID-19, en estrecha colaboración con el resto de fuerzas y cuerpos de seguridad, organismos, instituciones y administraciones públicas. Además, el GIETMA, al que pertecene Granjo, interga un laboratorio que podría apoyar al sistema sanitario en la realización de análisis de confirmación de la enfermedad.


Más fotos:

Cuando la meta es ganar al virus
Cuando la meta es ganar al virus
Cuando la meta es ganar al virus
Cuando la meta es ganar al virus