scorecardresearch

Secos los árboles plantados en el parque de San Antón

Redacción
-

Cs denuncia el abandono de este parque reforestado en abril por alumnos del Azarquiel. Comendador y Zapata recuerdan que «los estudiantes plantaron 263 especies autóctonas que ahora se han perdido por la dejadez de la Junta»y la falta de riego

Esther Arroyo y Carmen Alonso han guiado a los diputados de Ciudadanos a través de este parque.

El diputado provincial de Ciudadanos y concejal de Toledo, Julio Comendador ha acompañado a su compañero en las Cortes regionales David Muñoz Zapata a una visita al parque de San Antón, donde ambos pudieron comprobar el lamentable estado en el que se encuentran los ejemplares recientemente plantados por alumnos del instituto Azarquiel, debido a la falta de riego.

Comendador  recordaba que él mismo acompañó a los estudiantes en esta reforestación, sufragada por la Junta, que gestiona este parque, con el visto bueno de la asociación de vecinos La Verdad, el pasado abril, y que consistió en la plantación de 263 ejemplares de especies autóctonas en una superficie de 1,69 hectáreas de una zona despoblada que linda con el paseo de San Eugenio.

Precisamente dos integrantes de la junta directiva de la asociación, Esther Arroyo y Carmen Alonso han guiado a los diputados de Ciudadanos a través de este parque, «el pulmón del barrio», que los propios vecinos se encargan de regar con recipientes de agua que traen de sus casas, porque la Junta tampoco ha instalado en el recinto la fuente a la que se comprometió.

En este sentido, el portavoz de Cs en la Diputación ha abundado en que la Junta«ha incumplido su compromiso de mantener esas plantas con el riego adecuado y ahora nos encontramos con que esas especies que plantaron con tanta ilusión un centenar de alumnos del instituto, desgraciadamente se han perdido por falta de mantenimiento».

Tanto Comendador como Zapata han arremetido con la política medioambiental de la administración regional, «que se centra en la propaganda y en las fotos, con un desprecio absoluto hacia los alumnos, que habían optado por esta actividad como una forma de cuidar y proteger las escasas zonas verdes que hay en Toledo.  ¿Qué pensarán estos jóvenes viendo como se ha abandonado lo que ellos crearon con tanto empeño?».