scorecardresearch

Puente creará en septiembre la Comisión de Salvaguardia

C.S.Jara
-

Se ha concluido el trabajo de redacción del documento que tendrá una vigencia de cinco años

Puente creará en septiembre la Comisión de Salvaguardia

Tras ocho meses de intenso trabajo el Plan de Salvaguardia de la cerámica de Puente del Arzobispo está ya concluido. El documento definitivo ha sido enviado al Ayuntamiento de la localidad, que encargó los trabajos de coordinación a Bienvenido Maquedano, experto en cerámica que participó en los trabajos que desembocaron en la aprobación por parte de la Unesco de la declaración de la cerámica de Puente del Arzobispo, junto a la de Talavera y Tlaxcala y Puebla, en México, como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. 

El Plan de Salvaguardia tiene el cometido de articular las medidas que garanticen la pervivencia y transmisión de los procesos artesanales de elaboración de la cerámica, que es lo que explícitamente ha protegido la Unesco. Se ha elaborado para ello un documento potente, que analiza la historia y la situación de la cerámica y que recoge además un catálogo amplio y diverso de medidas que ahora se deben poner en marcha. 

El documento, que se adelanta en el tiempo a los planes que se deben confeccionar en Talavera y en México, recoge el mes de septiembre como fecha para la constitución de la comisión de seguimiento que se encargará de la puesta en marcha , las revisiones y la elaboración del próximo Plan de Salvaguardia. Es la forma de dar continuidad al trabajo elaborado en los últimos meses y que ahora tendrá que pasar de la teoría a los hechos. La Comisión estará formada por 18 miembros, de lo que solo algunos de ellos tendrán derecho a voz y voto. 

Integrantes con voz y voto. Entre estos se encuentran un representante de la Asociación de Ceramistas de Puente, un ceramista que no pertenezca a esta agrupación, sendos miembros del gobierno municipal y de la oposición,  representantes del colegio Villas del Tajo, del AMPA y de la Asociación Cultural Pedro Tenorio de la localidad, además de aquellos designados por el Ministerio de Cultura y Deporte, la Dirección General de Turismo, Comercio y Artesanía de la Junta, la Viceconsejería de Cultura y la Diputación Provincial. Así mismo, la comisión se completará con representantes de los ceramistas de Talavera, Tlaxcala y Puebla, del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México y de la asociación Tierras de Cerámica, todos ellos con voz, pero sin derecho a voto. Por último, se añaden un experto internacional en gestión de Patrimonio Cultural Inmaterial y otro en empresa y comercio.

Todos ellos será nombrados por un periodo de cinco años. que es el plazo de vigencia del Plan, según el cual tendrá que reunirse al menos una vez al año para encargarse de «la revisión, evaluación, impulso, divulgación, implementación y aprobación de las medidas propuestas en el Plan de Salvaguardia», según recoge el documento.  Su labor concluiría, por tanto, en octubre de 2026, cuando correspondería aprobar el nuevo Plan. 

horizonte y coste. Una de las mayores aportaciones que ha recibido el documento definitivo del Plan con respecto al contenido de la fase de borrador se encuentra en la tabla de plazos y costes de las medidas de salvaguardia que se ha incorporado. Se trata de un esquema detallado del plazo en el que se tendrían que poner en marcha las diferentes medidas y de una valoración del coste que tendrían.

Entre estas previsiones se encuentra como iniciativas a activar en menos de dos años las referidas a la promoción del aprendizaje del oficio en los talleres, el Plan de emergencia para formar alfareros, el impulso de la fiesta de las Santas Alfareras, el Centro de interpretación o la puesta en marcha de campañas de publicidad. Entre éstas se encuentran también iniciativas que tendrían un alto coste, por encima de los 12.000 euros, como el establecimiento de subvenciones públicas al artesano o los incentivos a la contratación. 

Para el plazo medio, entre dos y cuatro años, se incluyen propuestas como  la organización de jornadas de cerámica, el intercambio de artesanos o la internacionalización, mientras que algunas de las medidas se estima que pondrían desarrollarse en un plazo que iría más allá de los cuatro años. Entre ellas destaca la puesta en marcha de una central de compras para la comercialización de la cerámica y la creación de una denominación de origen o de una indicación geográfica protegida. Muchos deberes que a partir de ahora se tendrán que ir acometiendo para garantizar que el buen hacer de siglos permanece en el tiempo.