«Sufrí unos escalofríos que nunca había tenido»

Raquel Jiménez
-

El portero del CF Talavera, Iván Buigues, es uno de los más 43.000 recuperados de Covid-19 en España: «Tuve fiebre, dolor de cabeza y perdí cuatro kilos», explica

Buigues considera complicado que «se reanude la competición tan normal». - Foto: Ferrero

El portero del CF Talavera Iván Buigues tiene el alta después de sufrir coronavirus; el propio futbolista cuenta, en declaraciones realizadas a este periódico que los primeros días de la enfermedad fueron tremendamente duros: «Tenía mucha fiebre, dolor de cabeza y unos escolafríos que yo nunca había pasado». Menos mal que «duró poco porque fueron cinco o seis días»; para añadir que «ha pasado ya lo peor, que es lo importante».
Explica como se sucedió todo el proceso y señala que el miércoles 11 de marzo se marchó para su tierra natal, Alicante, cuando «ya se vio que no se iba a jugar más y se cancelaron los entrenamientos». El viernes fue cuando «empecé a notar un poquito de fiebre y a tener mucho calor; cuando me tomé la temperatura tenía 37,5»; de todos modos, «esa noche no pasó de ahí».
Pero al día siguiente «empecé a tener todos los síntomas, menos la dificultad para respirar que no la sufrí en ningún momento»; y desde ese momento «un poquito más cada día hasta que al quinto o sexto día me empezó a bajar todo». Intentó ponerse en contacto durante dos días con los servicios sanitarios: «No había manera de contactar con ellos y al final me lo cogieron».
El guardameta sospecha que se contagió en un desplazamiento a Madrid el lunes 9 de marzo: «Imagino que lo cogí ese día». Relata que «estuve además en todo el centro con lo que en cualquier sitio me pude contagiar».
Por tanto Iván Buigues es uno de los 43.208 recuperados de Covid-19 según las cifras oficiales ofrecidas este martes por el Ministerio de Sanidad. El cancerbero da su visión de cómo este virus ha paralizado prácticamente todo el Planeta: «Es triste; cuando salgo a pasear a los perros, no hay nadie por la calle excepto para comprar. Todo lo demás está vacío». Considera que «es lo que nos ha tocado vivir; por suerte, en las noticias van diciendo que lo peor ha pasado, que estamos en bajada y ojalá sea verdad y que podamos hacer la vida cuanto más normal, mejor».
El futbolista blanquiazul recibió innumerables muestras de apoyo, de ánimo y de deseo de una pronta recuperación. En este sentido, manifiesta que «no lo iba a hacer oficial; tenía una enfermedad, iba a pasarla y ya está. Pero sí que avisé a los compañeros de que tenía todo los síntomas por si alguno notaba algo, que tuvieran cuidado con los familiares». Cuando el CF Talavera hizo oficial el positivo por Covid-19 de Iván Buigues, «recibí una barbaridad de mensajes tanto en redes sociales como por teléfono, aunque en ese momento no podía casi ni contestar»; pero, como es lógico, «se agradecen muchísimo».
Da un consejo a todos lo que pasan el virus en casa: «Si tienen cualquier síntoma, se aíslen rápido y lo mejor es si tienen a alguien que pueda cuidar de ellos. Yo he tenido esa suerte». Considera que en España con el confinamiento «estamos dando ejemplo de lo que hay que hacer».
Ahora, una vez recuperado e inmunizado, toma muchas precauciones: «Intento no bajar la calle, excepto para comprar». Y, por supuesto, para pasear a sus tres perros: «Estamos en un piso y los tengo que sacar tres o cuatro veces al día porque están acostumbrados a la actividad, con lo que pasar de estar todo el día corriendo a no hacer nada, para ellos es también duro». Siempre que sale a la calle «con guantes y mascarilla porque tampoco podemos hacer mucho más».
En otro orden de cosas y ya en el ámbito deportivo, en cuanto al parón liguero, Buigues considera complicado que «se reanude la competición tan normal; se tienen que jugar tres partidos por semana, lo que en Segunda B es inviable porque las plantillas son más cortas que las del fútbol profesional». De todos modos, pone de manifiesto que «nosotros dependemos de la Federación y si dice que se juega, a jugar y ya está». Lo que está fuera de toda duda es que «tenemos ganas de volver a entrenar y jugar».
Otra buena noticia para Buigues es que lleva una semana realizando el plan de trabajo del CF Talavera para mantener la forma lo máximo posible: «A recuperarme porque en estos cinco o seis días perdí cuatro kilos». Eso sí, «dentro de lo que es entrenar en casa, que es complicado».
Por otro lado, el portero entiende el ERTE aplicado por la entidad blanquiazul:«Es un club, como todos los de Segunda B, que vive al día y cualquier ingreso para ellos es oro para pagar las nóminas y todos los gastos que tengan, y ahora mismo está todo parado». Explica, por tanto, que «el equipo no puso ningún problema y se hizo rápido».