«Hay que adaptarse a esta competición cortoplacista»

Raquel Jiménez
-

El entrenador del Soliss Talavera, Rubén Barrios, asegura que el aspecto positivo es que continúa el 75 por ciento de la plantilla con lo que el rendimiento puede llegar antes

El técnico del Soliss Talavera, Rubén Barrios. - Foto: FS Talavera

El entrenador del Soliss Talavera, Rubén Barrios, ha explicado a este diario como está transcurriendo la pretemporada. En este sentido, ha manifestado que «a nivel psicológico los chicos estaban con muchas ganas de empezar; mientras que a nivel físico, después de seis meses parados, esta reincorporación está resultando un poco heterogénea».
Y es que al parón por el estado de alarma sanitaria, hay que añadir que el conjunto talaverano inició la pretemporada a medidados de agosto, pero tuvo que suspender las sesiones a los pocos días para retomar después de nuevo, y ya definitivamente, los entrenamientos. Desde luego no son las mejores circunstancias de cara al inicio liguero del próximo día 24; de todas formas, el preparador resalta que «la planificación y organización del trabajo han estado bien, sobre todo, gracias a la voluntad de los jugadores con seis sesiones semanales o cinco más partidos.Esa disponibilidad y ese sacrificio en su vida personal, familiar y laboral nos está permitiendo recuperar el tiempo que habíamos perdido por el parón en agosto».
Por otro lado, en cuanto a los rasgos que caracterizan al plantel para esta campaña, el técnico explica que «hemos intentado rejuvenecer un poco la plantilla; de ahí las incorporaciones de Juanma y de Andrés, que nos dan frescura y energía». Pero el equipo cuenta también con experiencia y veteranía, como son los casos de «Alberto Blecua, que acaba de entrar, o Hicham, es decir, jugadores con una adaptación  inmediata en cuanto a rendimiento al haber trabajado antes conmigo». Mientras que con Buitre y Juli Caamaño ha buscado «eso que nos faltó un poquito el año pasado, es decir, ese desborde y ese gol tan importantes en el fútbol sala».
El Soliss Talavera militará en la Liga regular en el Subgrupo B de Segunda División. Barrios ha apuntado que «hay equipos que suelen tardar un par de meses en empezar a rendir al cien por cien y esta competición cortoplacista, que en enero separa a los cuatro primeros de los cuatro de abajo, no es la que más nos interesa, pero hay que adaptarse». En el aspecto positivo, «el 75 por ciento de la plantilla es de la temporada pasada, con lo que esperemos que el rendimiento no tarde tanto como la campaña anterior en la que el equipo empezó a coger los automatismos a los tres meses de la competición». Un factor a tener muy en cuenta ahora es que «el error penaliza mucho más».
Y habrá que esperar que el Soliss Talavera pueda disputar sus partidos con público, aunque sea con un aforo reducido: «Para nosotros la gente es fundamental, como el año pasado cuando fue el sexto jugador; también que pueda transmitirte esa ilusión por el juego, hace que el jugador esté motivado no solo en los partidos, sino para darlo todo durante la semana».
Y reconoce «la espinita clavada» de la temporada pasada cuando el equipo iba en pos del ascenso y llegó el parón por el confinamiento: «No sabemos lo que hubiera pasado, pero ya está olvidado». Y después el club tomó la determinación dolorosa pero necesaria de renunciar al ‘play-off’: «El presidente nos explicó los motivos y son entendibles; lo primero es la sostenibilidad del club y si estaba en riesgo, es normal que se tomara esa decisión».
Sobre el papel de favorito al ascenso, indica que «por encima de todo, para el ascenso es Manzanares por la inversión económica tan importante que ha hecho y luego, quizás, Noia. Luego hay un grupo con Elche, Ejido y, quizás podamos estar también nosotros».
Y este sábado el equipo talaverano afrontará en El Balcón ante Bargas el Trofeo de la Junta (18,30 horas): «Como todo partido de pretemporada es posible que haya errores por ambas partes y desajustes; y creo que se decidirá en los últimos diez minutos». Después de días con lesiones, parece que Barrios puede tener todos, excepto a Hicham con un problema en una rodilla.