El CD Toledo echa el cerrojo

J. M. Loeches
-

El cuadro verde solo ha encajado tres tantos, todos fuera de casa, por lo que acumula ya 450 minutos invicto en el Salto del Caballo

El CD Toledo echa el cerrojo - Foto: Yolanda Lancha

El CD Toledo está haciendo muchas cosas bien. Viene de hacerle cinco goles al Almansa, pero quizás el dato que habla mejor del trabajo del grupo deManu Calleja es el de los 3 goles recibidos en las nueve jornadas que se han disputado hasta la fecha en el Grupo XVIII de Tercera División.
Como reconoce el guardameta verde, Javi Olmedo, «recibir poco es la base de un equipo ganador; es de lo más importante en el fútbol». El cobejano, además, entiende que no sólo es «trabajo de los porteros sino de los defensas y de todo el equipo». En ese sentido, los piropos son evidentes hacia sus compañeros: «Tener centrales como Rodri, Cortijo o César Ortiz da mucha tranquilidad», reconoce.
Por lo demás, no es casualidad que el conjunto capitalino acumule ya 450 minutos sin recibir un tanto en el Salto del Caballo y los tres encajados los haya totalizado fuera, uno en Madridejos, otro en La Roda y un tercero en Ciudad Real en la única derrota del Manchego. «Jugamos cada quince días en otra categoría solo por el estadio; es un increíble ver a tanta gente y tener un campo de esas dimensiones», agrega el portero.
En cualquier caso, este CD Toledo no tiene más remedio que aclimatarse a otros recintos, algo más pequeños y de hierba artificial, como el del próximo domingo en la Ciudad Deportiva Andrés Iniesta frente al Atlético Albacete. Olmedo cree que el filial ha intentado perjudicar todo lo posible al equipo verde para desnivelar el enfrentamiento a su favor. «Para todos los equipos que se enfrentan a nosotros, este partido es un escaparate», pero entiende que «si nosotros estamos a nuestro nivel, da igual dónde juguemos». Aún así, el guardameta considera que «la clasificación no dice lo que es ese equipo, que tiene gente muy buena» y está convencido de que les van a crear «muchos problemas».
En cuanto a su fichaje por el equipo capitalino, Olmedo confiesa que fue «una gran decisión» y que incluso antes de anunciarse su incorporación ya sentía querido por los aficionados. Además, «venía de jugar poco en los dos últimos años y necesitaba sentirme importante; aquí lo he conseguido».
Reconoce que la relación con Ernesto Machuca y Nico, los otros porteros, «es magnífica» y espera que se repitan muchos partidos como el del pasado domingo contra el Almansa. «Somos muy completos y cualquiera que sale lo hace bien; es un lujo tener una plantilla como la que tenemos», concluye el de Cobeja.