Las ocho claves de la conducción de un eléctrico

SPC- Agencias
-

En lo básico es similar al de uno de combustión, pero los detalles son los que marcan la diferencia

Las ocho claves de la conducción de un eléctrico

Muchas personas se plantean adquirir un coche eléctrico, pero como sucede con cualquier novedad tecnológica, dar el paso suscita dudas. ¿Es tan diferente a un modelo con motor de combustión?
En los aspectos básicos de la conducción no hay grandes diferencias, pero sí matices que hacen que la experiencia se convierta en diferente. La mayoría de los usuarios que prueban uno salen del coche con una sonrisa en la boca. Y es que la tecnología ofrece ventajas que ponen de acuerdo a todo tipo de conductores, desde los más deportivos, a los que buscan el confort y la suavidad. 

 

1- Silencio
Es lo primero que llama la atención. Estamos tan acostumbrados a la sonoridad que provoca un motor de combustión, que desplazarse en calma traslada al conductor a otra dimensión. 

2- Suave y fluido
La inmensa mayoría de los eléctricos no tienen caja de cambios ni embrague: no la necesitan. Esto hace que todo sea más fácil; solo hay que centrarse en dos pedales: acelerador y freno. 

3 - Buen empuje
Otra de las grandes sorpresas de los eléctricos es la gran sensación de empuje que transmiten. Toda la potencia está disponible desde el primer instante, en cuanto se pisa el acelerador. 

4- Varios coches en uno
Un motor eléctrico es mucho más modulable que uno de combustión y puede ofrecer caracteres diferentes, desde el más deportivo al más sosegado.  

5- Frenada
Los eléctricos incorporan un sistema de recuperación de energía. De esta forma, parte de ella que se libera en la frenada se recupera y canaliza a las baterías. 

6- Reparto de pesos
Un eléctrico pesa más que los de combustión por las baterías; pero al ir en el suelo, tienen un centro de gravedad bajo y el reparto entre ejes está equilibrado.

7 - Sostenible
Por su modo fluido y silencioso y por sus características de autonomía y recarga, los eléctricos empujan a realizar una conducción más eficiente. 

8- Autonomía
La forma en la que se conduce un eléctrico afecta a su autonomía. Esto también sucede con uno de combustión; que tiene a su favor una mayor red de repostaje.

 

 



Las más vistas