«No podemos conceder tanto»

J. M. Loeches
-

El técnico del CD Toledo, Manu Calleja, considera que no se adaptaron a la superficie y las dimensiones del terreno de juego y que ante el Atlético Albacete no estuvieron finos en el aspecto defensivo

«No podemos conceder tanto» - Foto: Yolanda Redondo

Cuando se pierde y hay motivos, Manu Calleja es el primero en exponerlos y está claro que el partido del CD Toledo en la Ciudad Deportiva Andrés Iniesta frente al Atlético Albacete no fue bueno en líneas generales. «No podemos conceder tanto», es el primer resumen del entrenador verde, que cree que «no nos adaptamos en ningún momento al campo y eso nos condicionó mucho». Además, considera que «no estuvimos finos en el aspecto defensivo, en las disputas y en el trabajo de orden».
El cántabro asegura que no quiere poner excusas y que «hay que apretar esta semana porque viene un rival potentísimo como el Calvo Sotelo Puertollano». La idea es «levantar la cabeza cuanto antes» y «si hay compañeros que no están bien, otro entrará, así que es bueno fomentar la competencia», añade.
Entrando en valoraciones más concretas de la derrota en tierras albaceteñas, Calleja cuenta que tuvieron el viento en contra en la segunda parte y que el filial del Albacete les metió un poco atrás. Estuvieron atentos en aplacar los balones al área que intentaron meter continuamente «en un campo muy pequeño». Sin embargo, llegó el tanto de Emilio y el CD Toledo, según su técnico, «hizo lo más difícil, que fue reponerse con el empate de Pituli». Asimismo, según su óptica, «acabamos bien la primera parte». Ya en la segunda, entiende que «el partido era nuestro hasta la expulsión».
Y es que, Rodri vio la segunda amarilla en el minuto  56 y dejó a sus compañeros en inferioridad. Ahí Manu Calleja lo tiene claro, el gaditano debió seguir en el campo porque «tenía la ventaja con respecto al rival y despeja claramente; es plancha del contrario y él no hace ni falta». Aún así, el entrenador de los capitalinos valora que «diez contra once tuvimos dos opciones para ponernos por delante, una de Pituli, solo delante del portero, y otra de Renato». De todas maneras, reconoce que el Atlético Albacete estba ya «con más ganas y con futbolistas de calidad», lo que podía decantar los puntos de su lado.
Y ya con el encuentro encaminado a su final llegó el penalti que supuso el triunfo local. Calleja también tiene una visión sin niebla de esa acción de Cortijo: «Se duerme un poco y luego choca con el jugador; creo que tenía que haber despejado antes». Con uno más y el resultado de 2-1, aún así, Álvaro Antón tuvo la igualada en su bota derecha. «Pensábamos que la falta era gol, pero no», dice Calleja.
A Manu Calleja le queda el mal sabor de boca de no haber cerrado el encuentro al menos con el empate a uno porque «si no aciertas, lo mejor es no perder». Y vuelve a insistir en que «dimos demasiadas ventajas». Está claro que la asignatura pendiente del CD Toledo es la de aclimatarse a otros escenarios como el césped artificial de laCiudad Deportiva Andrés Iniesta, ya que en Guadalajara, por ejemplo, el cuadro verde sí que compitió.