Unicef y la UCLM forma a los directivos del futuro

C.M
-

La guía es un material de trabajo para los docentes e instituciones interesados en introducir la defensa de los Derechos de la Infancia en el currículo de la titulación de Administración y Dirección de Empresas

Unicef y la UCLM forma a los directivos del futuro - Foto: VÁ­ctor Ballesteros

El director de la Cátedra Santander RSC ha sido el orquestador de una herramienta - ‘Guía de integración de los derechos de la infancia en los estudios de Empresariales’- disponible para ofrecer las mayores de las facilidades a «los profesores e interesados en introducir la defensa de los Derechos de la Infancia en el currículo de la titulación de Administración y Dirección de Empresas». Bajo este cometido, y sabedor de que la tarea debía ser trasversal y ampliamente participada, Pedro Jiménez Estévez reunió a un grupo de profesores de las distintas facultades de la Universidad regional para introducir las pertinentes aportaciones desde la perspectiva de su área de conocimiento. Aunque en su mayoría fueron del departamento de Administración de Empresas, también se han implicado docentes del departamento de Economía Española e Internacional, Econometría e Historia e Instituciones Económicas.
Una vez logrado estas imprescindibles alianzas, el resultado es un documento que será accesible a todas las universidades españolas e hispanas y que incluye, además del aspecto teórico, un catálogo de casos prácticos para discutir en clase e incide en la protección de la vida, la educación o la salud de los pequeños. Y es que los niños, apuntó uno de los autores de la guía, son especialmente vulnerables, más aún cuando se encuentran en situaciones límite como la guerra o la hambruna.
Posible gracias al acuerdo marco entre Unicef y la Universidad regional, este trabajo contextualiza esta realidad desde una perspectiva histórica del trato de la infancia por parte del sistema productivo instando a buscar las estrategias para integrar los derechos de la infancia en el área financiera de las empresas. Y ya que, indicó  Jiménez, se ha pretendido elaborar «una guía eminentemente práctica que pueda servir como material docente», la última parte recoge una colección de seis estudios de casos en los que se enfatiza «cómo determinadas empresas han defendido con mayor o menor acierto los derechos del niño de acuerdo a la aplicación de los principios empresariales básicos» en este aspecto.
De hecho, puesto que se trata de «sembrar formando a los futuros directores de las empresas y concienciándolos de que no sólo existe el máximo beneficio», el director de la Cátedra Santander RSC apostó por el valor de integrar los derechos de la infancia en las titulaciones de ADE desde diferentes perspectivas. Podría incorporarse como parte del plan de estudios, a nivel curricular, a nivel metodológico, incluyendo actividades complementarias que se desarrollen en el aula, o bien, como parte de la extensión universitaria, mediante jornadas, charlas informativas, talleres que se desarrollen, en la facultad o en el campus universitario.


Estrategias «conjuntas». Si hay algo que tienen en común todos los niños del mundo, sin excepción, son sus derechos. Hayan nacido donde hayan nacido, tengan el color de piel que tengan y sea cual sea su condición económica o sexual, todos los niños del mundo tienen los mismos derechos. Bajo estas premisas, Unicef trabaja sobre los principios rubricados en la Convención sobre los Derechos del Niño que, ante todo, incita al cumplimiento del derecho a una vida saludable, a una educación de calidad y a estar protegidos contra todo tipo de abuso y violencia.
De ahí que este organismo se centre, en España, en la incidencia política por los derechos de la infancia, en la elaboración de estudios que ayuden a comprender mejor la situación de la infancia en nuestro entorno y en la educación en derechos, promoviendo un enfoque de derechos en nuestras aulas y centros educativos. Por ello, las dos responsables de Unicef a nivel estatal y regional apuntaron la necesidad de corregir las políticas de infancia y de protección a la familia «ineficaces» existentes en un país «en el que la inversión está en niveles muy inferiores a la media de los países europeos.
De ahí que tanto Mª Ángeles Espinosa como Asunción Díaz del Río incidieran en la idea de buscar «alianzas estratégicas con todos los agentes claves» para subsanas «las muchas lagunas presentes a la hora de desarrollar una aplicación efectiva de los derechos de la infancia».
Por su parte, desde la Universidad se mostraron a favor de trabajar coordinadamente para, aseveró el rector, «contribuir a mejorar el mundo».


Convención sobre los Derechos del Niño. La Convención sobre los Derechos del Niño (CDN) es un tratado internacional que reconoce los derechos humanos de los niños y las niñas, definidos como personas menores de 18 años, y que obliga a los gobiernos a cumplirlos. La CDN se convirtió en ley en 1990, después de ser firmada y aceptada por 20 países, entre ellos España. Hoy, la Convención ya ha sido aceptada por todos los países del mundo excepto Estados Unidos.
Los 54 artículos que componen el texto recogen los derechos económicos, sociales, culturales, civiles y políticos de todos los niños. Tiene 3 protocolos que la complementan: el protocolo relativo a la venta de niños y la prostitución infantil; el protocolo relativo a la participación de los niños en conflictos armados; y el protocolo relativo a un procedimiento de comunicaciones para presentar denuncias ante el Comité de los Derechos del Niño. El 20 noviembre se celebra en todo el mundo el Día Universal del Niño, que cada año recuerda la aprobación de la Convención sobre los Derechos del Niño, el 20 de noviembre de 1989.