Poderío artístico con nombre de mujer

EFE
-

El Bellas Artes de Bilbao reúne 47 piezas de creadoras contemporáneas adquiridas durante dos décadas por el coleccionista José Ramón Prieto

Una visitante, ante la obra ‘Seeing through you’, de Barbara Kruger, en la exhibición del Museo de Bellas Artes de Bilbao. - Foto: Javier Zorrilla

El Museo de Bellas Artes de Bilbao vuelve a rendirse de nuevo ante el poderío artístico femenino con Womanology, una muestra que reúne 47 obras de arte contemporáneo de la colección privada que el bilbaíno José Ramón Prieto ha ido atesorando durante más de dos décadas con piezas de artistas locales e internacionales.

«La historia del arte es regresiva en cuestión de género y en nuestra colección permanente teníamos que esperar al siglo XIX para encontrar artistas mujeres», señaló ayer  Miguel Zugaza, director del museo,  durante la presentación de la exhibición, quien admitió que la ausencia de féminas en la creación «es difícil de reparar en términos históricos», pero que es «inaceptable en nuestro tiempo».

La muestra, que puede visitarse hasta el próximo cinco de septiembre y cuyo montaje ha sido diseñado por el artista Xabier Salaberria, reúne las obras de 35 mujeres del siglo XX de diferentes generaciones, disciplinas y procedencias, desde la veterana Louise Bourgeois, nacida en 1911, hasta la más joven, Lynette Yiadom-Boakye, británica de padres ghaneses nacida en los 70 y cuya obra da título a esta exposición.

Al fondo de la imagen, la pieza ’Dragon Head’, de la artista serbia Marina Abramovic. Al fondo de la imagen, la pieza ’Dragon Head’, de la artista serbia Marina Abramovic. - Foto: Javier ZorrillaEl responsable del museo explicó que «no es una colección de género en sentido académico, y tampoco de corte feminista», ya que si lo fuera las obras convocadas serían otras muy distintas.

El conjunto multicultural y pluridisciplinar «se reúne en torno a una corriente de sensibilidad compartida, de afecto y de admiración», indicó Zugaza.

De entre todas las piezas, la comisaria de la exposición, Lourdes Fernández, destacó las fotos de la artista serbia de performance Marina Abramovic, la naturaleza muerta de Caro Niederer o el dibujo a lápiz, Study for Pietá, de Jenny Saville, realizado expresamente para la colección de Prieto.

El coleccionista vasco José Ramón Prieto, junto a la pintura que da nombre a la muestra, ‘Womanology’, de la pintora y escritora Lynette Yiadom-Bookye.  El coleccionista vasco José Ramón Prieto, junto a la pintura que da nombre a la muestra, ‘Womanology’, de la pintora y escritora Lynette Yiadom-Bookye. - Foto: Javier ZorrillaWomanology también incluye trabajos de talentos locales y nacionales como Ana Laura Aláez, la fotógrafa Anna Malagrida, Elena del Rivero o la gallega Ángela de la Cruz, con propuestas diversas que exploran todo tipo de disciplinas artísticas: pintura, escultura, dibujo, grabado, fotografía, videoinstalación, ensamblaje y obra sonora.

«Es un día muy importante en mi vida», reconoció José Ramón Prieto en boca de su mujer Ana San José, debido a que el coleccionista no puede hablar a causa de la enfermedad que padece desde hace algo un año, esclerosis lateral amiotrófica (ELA). «Nunca soñé con ver mi pasión por el arte convertida en una exposición en este museo», añadió su esposa.

Hace 25 años que Prieto comenzó con la adquisición de obras locales, «siempre seducido por el lado femenino», por la visión del mundo que tienen las mujeres de su tiempo y por «cómo proyectan sus inquietudes sobre la época en la que viven, el amor y la muerte».

El óleo ‘The hidden paintings grandma improved feeling your gaze’, de Laure Prouvost. El óleo ‘The hidden paintings grandma improved feeling your gaze’, de Laure Prouvost. - Foto: Javier ZorrillaAna San José transmitió el entusiasmo de su marido por el arte y destacó el punto de encuentro que tienen todas las mujeres de la exhibición, que no es otro que «un mensaje envuelto en belleza». 

Y aprovechó el evento para animar a la ciudadanía a conocer y apoyar la asociación de lucha contra el ELA Dalecand, cuyo fin es recaudar fondos para la investigación contra esta enfermedad. 

Dos asistentes fotografían la obra ‘Übernachtung in Nairobi’, de Caro Niederer.
Dos asistentes fotografían la obra ‘Übernachtung in Nairobi’, de Caro Niederer. - Foto: Javier Zorrilla