Otro vehículo se estampa en el mismo muro de San Lázaro

J. Monroy
-
Otro vehículo se estampa en el mismo muro de San Lázaro

En esta ocasión, el coche «se puso en marcha solo y se chocó contra el muro», según han asegurado fuentes municipales. Se tiene que deber a una avería mecánica

No está todavía arreglado el muro del gimnasio de San Lázaro tras el accidente de diciembre de 2017, y un segundo vehículo se ha estampado en el histórico edificio este fin de semana. Curiosamente, ha sido en la misma pared, aunque en el otro ángulo.
Por extraño que parezca, la causa de este segundo accidente ha sido que el vehículo se ha puesto en marcha solo y ha chocado contra el muro. Así al menos aparece en el parte de la Policía Local. El concejal responsable, Juan José Pérez del Pino, aclara que debe de ser un coche eléctrico, y o bien sufrió una avería, o se quedó mal apagado. Pero no había nadie en el interior del vehículo, sino que él sólo se incrustó en el inmueble municipal.
A la espera de arreglo. El accidente del 27 de diciembre de 2017 tuvo su origen en el freno de mano. Este segundo incidente llega cuando todavía no se había arreglado las consecuencias de aquel.
Todo se ha podido retrasar a causa del juicio, en el que el Ayuntamiento reclamaba a la aseguradora los 1.300 euros del arreglo. Un juicio que, al menos a principios de año, no se había resuelto, según explicó la presidente del Distrito Centro, Noelia de la Cruz, en su Consejo de Participación. Para entonces, ya se había adjudicado la obra de las cubiertas a empresa Arquitecture, por un presupuesto de 135.000 euros. Obras en las que el Ayuntamiento busca consolidar primero la cubierta, para con la estructura asegurada, abordar en un siguiente paso la rehabilitación interior, para poner el edificio a disposición de lo que decida el grupo de trabajo establecido a tal fin. Aunque ese proyecto no se ha realizado todavía.
En esta primera actuación ya estaba previsto abordar también la reparación del muro del primer accidente. No se abordó entonces por parte de los trabajadores de los planes de empleo porque carecían de la formación suficiente para actuar en un BIC. Mientras tanto, seguía abierto el expediente de la reclamación judicial patrimonial. Expediente igual, sigue reclamación judicial patrimonial.