scorecardresearch
Enrique Sánchez Lubián

En el Camino

Enrique Sánchez Lubián


Una candidatura a los Princesa de Asturias

10/03/2022

En 2014, el Ayuntamiento de Toledo concedió la Medalla de Oro de la Ciudad al Fondo Kati, reconociendo la preservación de este singular patrimonio documental, conformando por 12.714 manuscritos vinculados con las culturas sefardí, morisca y musulmana. Es la única biblioteca existente en África de origen español, fijándose su inicio en Alí Ben Ziyad al Qutí, jurisconsulto y bibliófilo toledano, quien abandonó nuestra ciudad tras unos enfrentamientos violentos registrados en 1467 entre cristianos viejos y conversos en los ardieron centenares de casas.
Al salir de Toledo, Ben Ziyad se llevó parte de sus libros, ampliando su número y enriqueciéndolos con notas marginales durante su largo periplo por Al-Andalus, norte de África, Oriente Medio, la Meca, Egipto y el Sáhara, hasta recalar en la mítica y enigmática Tombuctú. Sus descendientes, continuando la tradición de las 'bibliotecas del desierto', aumentaron ese legado, sabedores de que era la memoria de su gente. Ismael Diadié, quien recogió la distinción concedida por la ciudad de Toledo, es el actual custodio del Fondo, parte del cual permanece oculto y disperso para evitar ser dañado o expoliado en la guerra que desde hace años sufre Malí.
Diadié, reconocido poeta, filósofo e historiador, lleva años soñando con que el Fondo Kati regrese al lugar de donde partieron sus antepasados. Desde que se le concediese la Medalla de Oro, no ha dejado de intentarlo, aunque no se haya avanzado más allá de la exposición pública en 2019 de algunos documentos en la Biblioteca Regional, hoy depositados en el Archivo Municipal. A Ismael le gusta venir a Toledo para presentar sus escritos, ofrecer recitales poéticos, grabar documentales o pasear las calles que antaño pisaron los Quti.
Ahora, la Fundación Pájaro Azul, que trabaja en proyectos de cooperación con el África Subsahariana, ha presentado la candidatura del Fondo Kati a los Premios Princesa de Asturias en las categorías de Concordia y Comunicación y Humanidades, iniciando una recogida de firmas para avalar tal nominación. Apoyar esta propuesta es tanto una apuesta por reconocer parte de nuestra historia como alentar que el errante periplo iniciado hace 555 años por esta fabulosa biblioteca pueda cerrar su círculo recalando de nuevo en la patria de Alí Ben Ziyad, descendiente islamizado del visigodo rey Witiza.