Un gol de Carballo le da un balón de oxígeno al Villacañas

Área 11
-

El conjunto de Fernando Lominchar logró meter una frente a un CD Tarancón que acabó desquiciado por su falta de puntería (1-0)

Un gol de Carballo le da un balón de oxígeno al Villacañas

El CD Villacañas consiguió un preciado botín contra un CD Tarancón que mereció más en un encuentro muy parejo que se decidió a través de un gran gol de David Carballo.
El equipo visitante entró al partido con un empuje importante que le pudieron poner por delante. No tuvieron el acierto para batir a Rodri ni Juli Chacho ni Beltrán. La dosis de polémica que ameniza cada partido llegó a los diez minutos de encuentro cuando el colegiado decidió mantenerse al margen en una jugada dudosa. Ryan consiguió adentrarse en el área del Tarancón para que Panocha recibiera y fuera objeto de falta por el guardameta visitante sin que se llegara a pitar nada.
Cissé falló de forma lamentable en boca de gol. Una ocasión pintiparada que acabó lamentando. El Villacañas consiguió destapar el tarro de las esencias con una gran gol de Carballo. El jugador extremeño consiguió conectar un latigazo desde el balcón del áreas tras una buena triangulación local.
Casi estuvo a punto de atragantársele el gol al Villacañas cuando Gonzalo, como un superhéroe, tuvo que acudir al rescate del equipo cuando el balón estaba cruzando la línea de gol. Josué también se estrelló contra el poste. Cuando no era una cosa era otra para el Tarancón.
En la segunda mitad comenzó a decaer el ritmo del partido debido al gran esfuerzo físico. Comenzaba a ser un monólogo del Tarancón. Los locales se resguardaban en su área para proyectar ataques que explotaran los espacios que inevitablemente estaba dejando el Tarancón. El Villacañas, cómodo en su faceta defensiva, respiró tranquilo al ver que Ramiro fallaba.
En la recta final del encuentro el Tarancón reclamó penalti sobre Christian Beltrán pero el colegiado se mostró firme en su decisión pese a las protestas del conjunto tarancoreno. Con la emoción por todo lo alto finalizó un partido en el que el Villacañas hizo valer su mayor ratio de concentración contra un Tarancón que acabó desquiciado por no haber convertido sus ocasiones.