scorecardresearch

El Tajo preguntará en quince días a Medio Ambiente por los restos de amianto

J. Monroy | TOLEDO
-

jmonroy@diariolatribuna.com

Tras las explicaciones de la CHT, a todas luces insatisfactorias, El Tajo se reunirá también en quince días con la Consejería de Medio Ambiente para hablar del problema del amianto en el Polígono. La Asociación de Vecinos ha denunciado ante la Fiscalía Medioambiental los vertidos de amianto en las fincas del barrio, muy cerca de las primeras viviendas. El proceso judicial puede ser largo, pero en tanto se desarrolla, los vecinos al menos ya han conseguido algo que no había estado al alcance de su mano durante las décadas de lucha por sacar de allí el material cancerígeno.

Recientemente, representantes de la Asociación de Vecinos han podido reunirse con responsables de la Confederación Hidrográfica del Tajo, que se declararon víctimas de la actuación de la extinta empresa Ibertubo y dejaron toda responsabilidad en manos del presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page.

El próximo encuentro que mantendrán los vecinos para tratar el tema será el próximo día 11, con responsables en este caso de la Consejería de Medio Ambiente. Será una buena ocasión para tratar de conocer la versión y los datos que tiene la administración responsable de la naturaleza y la salud en la región.

El portavoz de la Asociación de Vecinos, Víctor Villén, explica que estas reuniones vienen motivadas por la denuncia presentada ante la Fiscalía. Tras el encuentro con los responsables de la CHT, entiende que a esta «le hizo muy poquita gracia que le exigieran sus responsabilidades desde los juzgados». Sus responsables mostraron una gran carpeta del expediente, pero en ningún momento se dignaron a enseñar documento alguno, a pesar de que se lo pidieron hasta en tres ocasiones. La respuesta fue que la CHT también es una víctima, porque fue Ibertubo quien tiró los elementos; de las fincas particulares, el responsable será el dueño y de lo que está en el cauce, la Confederación es parte afectada. Pero a la postre, la responsable es la Consejería de Medio Ambiente, y en último término, Emiliano García-Page.

Ahora está a la espera de ver qué tiene que aportar la Consejería, a la que también ha pedido información la Fiscalía. La Asociación de Vecinos está expectante a ver qué información le puede aportar y qué respuesta va a dar a la Confederación. Quiere la Asociación saber si la CHT está en contacto con la Junta, y qué tipo de analíticas se está haciendo en las fincas cercanas al Polígono. El Tajo espera saber si se han  hecho sondeos para valorar los metros cúbicos de amianto que hay, o si simplemente se ha acercado alguien para ver lo que hay sobre el terreno. Se da la circunstancia, advierte Villén, que desde la CHT afirmaron que habían ido sobre el terreno, «pero cuando les hicimos dos preguntas, inmediatamente se les vio el plumero, se refirieron a informes y reconocieron que no habían estado allí, sino que habían mandado a los técnicos. Porque de haber estado sobre el terreno, no podrían hablar con la facilidad que hablaban». Si para la CHT sólo son tubos lo que hay en el arroyo, es que no lo han visitado, valora. Villén señala las «cosas curiosas» que ocurren con la Confederación:en la analítica del agua ven restos de amianto, pero en las fichas de la analítica no lo recogen, porque no hay una cuadrícula específica para hablar del porcentaje de amianto en el agua.

Mientras tanto, advierte el portavoz vecinal, su denuncia sigue adelante, y la Fiscalía está reclamando información en distintos ámbitos. Su intención, advierte, no es crear alarmismo entre la población, pero sí «que las administraciones se conciencien de que allí hay un problema y de que habrá que darle una solución». No les vale a los vecinos la respuesta de la CHT, de que la culpa es de Ibertubo y que el responsable hoy en es García-Page.