Comsermancha consigue cobrar, en vez de pagar, por las pilas

La tribuna
-

Para una correcta gestión de los residuos de pilas y acumuladores, Comsermancha mantiene un convenio con ECOLEC, a través del cual recibe los residuos recogidos por la Mancomunidad y se encarga de renovar los contenedores en todos los municipios

Pleno ordinario de Comsermancha. - Foto: Rufino Pardo Valverde

 
La Mancomunidad de Servicios Comsermancha, en la que están incluidos los municipios toledanos de Miguel Esteban, Puebla de Almoradiel, Quero, Quintanar de la Orden, El Toboso, Villacañas y Villafranca de los Caballeros, aprobó por unanimidad la cuenta general de 2019, en la sesión ordinaria del Pleno correspondiente al mes de mayo, en la que también se vieron y trataron los puntos relacionados con el contrato de RCD de Herencia, el convenio ECOLEC para la recogida de pilas, el expediente de enajenación de productos de la planta RU y el informe de recaudación del primer trimestre de 2019.
No habiéndose presentado reclamación alguna, una vez publicados en el BOP y en el tablón de anuncios de la Mancomunidad, la Corporación dio el visto bueno definitivo a la cuenta general del año 2018, donde destacan un remanente de tesorería de 6.974.000 euros, de 892.000 euros en el caso del Patronato; así como unas existencias en tesorería de 7.317.000 euros.
El Pleno dio el visto bueno a continuar con el expediente para la rescisión del contrato de la recogida de RCD  de Herencia, teniendo en cuenta en él los informes realizados tanto por los servicios jurídicos como técnicos de la Mancomunidad, que una vez finalizado deberá volver al pleno para su aprobación definitiva.
Para una correcta gestión de los residuos de pilas y acumuladores, Comsermancha mantiene un convenio con ECOLEC, a través del cual recibe los residuos recogidos por la Mancomunidad y se encarga de renovar los contenedores en todos los municipios, además de facilitar unos ingresos por tonelada de residuos para la Mancomunidad, que en el caso del periodo 2014 a 2018, pendiente y con carácter retroactivo desde 2014, ascienden a 24.471,07 euros, invirtiendo la tendencia de tener que pagar por su retirada, como se hacía en el año 2012, por la de ingresar, recordaba el secretario de la Mancomunidad, Antonio Martínez.
Por otro lado, se decidió aprobar la proposición de la mesa de contratación de declarar desiertas las adjudicaciones de productos de la planta RU, por encontrarse las propuestas presentadas muy por debajo de los precios de referencia y por ser inferiores a la primera subasta del año, y volver a sacarla mediante enajenación directa «producto a producto».