scorecardresearch

La mortalidad de enero supera ya un 30% la de todo diciembre

F. J. R.
-

En las últimas 24 horas hay que lamentar 5 nuevos fallecimientos en la provincia, lo que eleva la cifra a 47 óbitos en enero frente a los 36 de todo el pasado mes

La mortalidad de enero supera ya un 30% la de todo diciembre

La irrupción de la variante ómicron en Toledo no se deja ya solo notar en las elevadas cifras de nuevos contagios. En lo que va de enero, en la provincia ha aumentando la mortalidad a consecuencia del virus un 30,5% respecto a los datos de todo el pasado diciembre. Así, en el último mes de 2021 perdieron la vida en Toledo fallecieron por Covid 36 personas, mientras que la cifra de óbitos en estos primeros dieciocho días de 2022 ya asciende a 47 víctimas mortales.

Toledo ha contabilizado, según los datos de la Dirección General de Salud Pública de Castilla-La Mancha, 5 nuevas muertes por Covid-19 en las últimas 24 horas. Una jornada más, la provincia vuelve a liderar la letalidad de la pandemia en la región, ya que en toda la comunidad se han producido en ese mismo periodo de tiempo 14 fallecimientos, concretamente 5 en la provincia de Toledo, 4 en Albacete, 4 en Ciudad Real y 1 en Cuenca.

Con estos nuevos datos encima de la mesa, el número acumulado de fallecidos desde el inicio de la pandemia es de 6.539 personas. Por provincias, Toledo registra 2.515 fallecidos, Ciudad Real 1.812, Albacete 946, Guadalajara 680 y Cuenca 586.

El aumento de la mortalidad está producido por la tremenda subida de los contagios. A más personas infectadas por el virus, más probabilidad de que alguna de ellas termine desarrollando complicaciones fatales.

Con todo, en las últimas 24 horas la cifra de contagios se ha reducido en más de un millar respecto a la ofrecida en el mismo periodo de la pasada semana.

Las autoridades sanitarias de Castilla-La Mancha han notificado un total de 1.289 nuevos contagios en Toledo en la última jornada, frente a los 2.422 que se contabilizaban hace siete días.

A pesar de ese frenazo de los contagios, las cifras siguen disparadas, lo que también se ha dejado notar en la presión asistencial.

Las camas convencionales ocupadas por pacientes con coronavirus han bajado en un único toledano en las últimas horas, pasando a contar la provincia con un total de 184 ingresados.

De ellos, la inmensa mayoría se encuentra en el Hospital General Universitario de Toledo, 136, mientras que el resto ocupa cama en el Prado de Talavera a excepción de dos pacientes en el Hospital Nacional de Parapléjicos. La cifra de pacientes críticos también ha bajado en una persona en esta jornada, hasta los 13 toledanos.