Abiertos al acuerdo presupuestario para unir A-42 y Polígono

L.G.E.
-

El consejero de Fomento dice que están «totalmente abiertos» a una «discusión amistosa sobre distinto grado porcentual de compromiso» con el Ministerio. El Gobierno regional ha presentado un anteproyecto de ramal en la Cuesta de las Nieves

El anteproyecto que ha presentado el Gobierno regional consistiría en hacer un ramal entre la Cuesta de las Nieves y la parte trasera del barrio del Polígono. - Foto: David Pérez

La Junta pone empeño para que el Ministerio de Fomento aborde la conexión de la A-42 con el barrio de Santa María de Benquerencia, pero puede que también esté dispuesta a poner dinero. Al menos es lo que se deduce de las declaraciones que ha hecho el consejero de Fomento, Nacho Hernando, que se mostró abierto a estudiar una posibilidad de un «compromiso presupuestario» para sacar este proyecto adelante, aunque sea competencia del Estado. Reconoce que urge para descongestionar los accesos de tráfico a este barrio y más aún con la perspectiva de la apertura del nuevo hospital.
«Estamos totalmente abiertos a una discusión amistosa sobre el distinto grado porcentual de compromiso presupuestario para que esto fuera posible», indicó Hernando en una rueda de prensa posterior a la Comisión regional de Ordenación del Territorio y Urbanismo. No lo descarta como una opción «para acelerar esta solución que necesita el barrio del Polígono».
Recordó que el Gobierno regional ya está echando una mano encargando un anteproyecto. «El que algo quiere, se tiene que mover», admitió Hernando. Ese anteproyecto de la Junta que ya tiene en sus manos el Ministerio contempla un ramal que saldría de la Cuesta de las Nieves y permitiría entrar en el Polígono por la «parte trasera» del barrio.
Aunque sea el proyecto que ha elaborado la Junta, Hernando aclaró que no tiene por qué ser el definitivo. «Nos hemos emplazado a ver distintas alternativas técnicas con el Ministerio que ellos están planteando, que podrían ser incluso más rápidas de conseguir», expuso. Y es que reconoció que el anteproyecto del Gobierno regional es «voluminoso».
El consejero contó que salió «bastante satisfecho» de las últimas reuniones que tuvo tanto con el Ministerio como con el Ayuntamiento de Toledo para abordar este punto (hubo dos la semana pasada). Ahora bien, Hernando admite que también está preocupado por algo que no está en sus manos:el actual panorama político nacional con la repetición de elecciones.
Poniéndose casi en el peor de los escenarios, el consejero expuso que  «no habría conformación de Gobierno hasta febrero o marzo» y luego no se puede saber si el nuevo Ejecutivo sacaría unos presupuestos para 2020 o si aprovecharía lo que quedaría del año que viene para elaborar los de 2021. «El problema real de verdad es que una parálisis política impida que haya certidumbre presupuestaria  que nos permita abordar proyectos», lamentó.
Aunque Hernando teme que las elecciones retrasen esta iniciativa, aseguro que no afectarán a la apertura del nuevo hospital. «El hospital lleva su propio calendario y, por lo tanto, no podemos paralizarlo y no ofrecerle a la ciudadanía unas nuevas instalaciones», incidió. El consejero insistió en que no van a «dilatar más en el tiempo un hospital que llevamos mucho tiempo esperando». Eso sí, aseguró que van a intentar trabajar para que ambos proyectos fueran de la mano. «Siendo una carretera del Estado que da acceso a un barrio de un municipio, la Junta podría desentenderse», comentó, «pero todo lo contrario».