scorecardresearch

La futura TO-23 tendrá carriles bici y sendas peatonales

Jaime Galán
-

Las obras del acceso principal al Hospital Universitario de Toledo con tres carriles por cada sentido también traerán un espacio sostenible a su alrededor, según informó el ministerio de Transportes tras reunirse con la Junta y el Ayuntamiento

La TO-23 acoge actualmente las obras de mejora de drenaje. - Foto: David Pérez

Es la vía principal que une el centro de la ciudad con el barrio de Santa María de Benquerencia. La TO-23. Y, por lo tanto, prácticamente la única vía por la que acceder al Hospital Universitario de Toledo, lo que hace que los toledanos estén pendientes de las futuras mejoras en este tramo de circulación. Como ya se anunció hace pocos meses, la intención del ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana es que esta vía pase a tener tres carriles de circulación en ambos sentidos a lo largo de 2022. El proyecto contaría con que uno de los carriles sería reversible para variar su sentido en función de las necesidades de la circulación y así agilizar el tráfico.

Ahora bien, tras las reuniones que la titular de esta cartera en el Gobierno de España, Raquel Sánchez, mantuvo tanto con Emiliano García-Page como con Milagros Tolón en el día de ayer, desde el ministerio notificaron que además del tercer carril, las mejoras en la vía incluirán pasarelas, carriles bici y sendas peatonales por un importe de 4,7 millones de euros que prevén aprobarse este mismo año. 

Este proyecto aún tiene que ser aprobado por la Dirección General de Carreteras, pasar por un proceso de Información Pública y su posterior licitación de obras, por lo que aún se desconocen las fechas en las que se llevará a cabo a pesar de que el ministerio pretenda hacerlo en 2022.

La creación de sendas peatonales o carriles bici en los alrededores de la antigua carretera de Ocaña generarán otras incógnitas. Una de ellas es la relacionada con la iluminación del entorno. Al ser una carretera del Estado y no una calle de competencia s locales no cuenta con la suficiente luz para albergar movimiento ciudadano. De ahí que esta sea una vieja demanda del colectivo vecinal, sobre todo de los barrios de Santa Bárbara y el Polígono.

A día de hoy, la TO-23 está acometiendo las obras de mejora del drenaje tras las inundaciones sufridas en la zona durante la DANA de septiembre de 2021.