scorecardresearch

El Consorcio podría tener un papel fundamental en Vega Baja

M. G.
-

El organismo especializado en patrimonio recibiría y gestionaría encargos. Sin embargo, no puede gestionar directamente el desarrollo del convenio porque la zona escapa a su ámbito de actuación

El Consorcio podría tener un papel fundamental en Vega Baja - Foto: David Pérez

El Consorcio puede convertirse en una pieza fundamental para Vega Baja a pesar de que esta posibilidad pase desapercibida por el momento. El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, anunció hace ya más de un mes la oportunidad durante la visita del ministro de cultura, Miquel Iceta, pero no ofreció detalles ni lo dio por sentado para no descartar otras opciones. Lo único que dejó caer lo positivo que sería «residenciar en el Consorcio parte de la gestión estratégica» de Vega Baja, pero quizá  era pronto para avanzar más o trabajar en esta dirección. 

Más de un mes después, el Consorcio sigue pasando desapercibido en este gran «proyecto de ciudad», como suele destacarse desde el equipo de Gobierno municipal, a pesar de que uno de los puntos del orden del día de la  última comisión de Urbanismo planteaba informar sobre el reciente convenio marco suscrito por el Ministerio de Cultura, la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y el Ayuntamiento de Toledo.

A pesar de todo, el concejal de Urbanismo, José Pablo Sabrido, explicó a La Tribuna tras la comisión que la posibilidad de que el Consorcio puede ser una pieza fundamental en la recuperación, la puesta en valor y en la reactivación arqueológica «y puede llegar a tener una actuación relevante en los encargos que se le hagan».

A las administraciones aún les queda mucho por decidir respecto al futuro de Vega Baja, pero la sugerencia que lanzó Page el 22 de noviembre tras la rúbrica oficial del acuerdo puede que vaya cogiendo carrerilla en los próximos meses. De momento, Sabrido ve con buenos ojos la posibilidad, sobre todo, teniendo en cuenta el relevante papel que tiene el Ayuntamiento en el Consorcio, cuya presidencia ostenta la alcaldesa de la ciudad, Milagros Tolón.

«El Consorcio está en íntima relación con el Ayuntamiento y puede facilitar la ejecución de muchas de las actuaciones en Vega Baja». Es decir, este organismo público con una dilatada experiencia en la ciudad podría «colaborar» estrechamente con las administraciones si finalmente se decide así, pero Sabrido no va más allá y se limita a dejar el tema ahí de momento.

Sin embargo, el concejal de Urbanismo sí descarta que el Consorcio pueda gestionar directamente Vega Baja porque «su ámbito de actuación se circunscribe al Plan Especial del Casco Histórico (PECHT), con lo que imposibilita que este organismo gestione directamente Vega Baja porque «escapa a su ámbito competencial». Aun así, las administraciones están dispuestas a abrir la puerta a la colaboración y gestión de buena parte de los proyectos que se vayan aprobando en el futuro y todo indica que el papel del Consorcio se irá definiendo en las primeras reuniones que mantengan Cultura, la Junta y el Ayuntamiento en el mes de enero.

La posible participación del Consorcio en el futuro de Vega Baja sería una gran apuesta para el Ayuntamiento, puesto que también ayudaría a garantizar el protagonismo y el liderato de la administración municipal en este proyecto tan necesario. En este caso, la oposición ya manifestó en la última comisión de Urbanismo cierta preocupación por si Cultura y la Junta son las que toman el timón en las iniciativas que se planteen para la recuperación de la zona. 

También expusieron sus reservas con un convenio que excluye  La Peraleda y la Fábrica de Armas a pesar de su importancia y por el hecho de que el ritmo lo vayan marcando convenios específicos en los que participarán las entidades que decidan las administraciones, con lo que los grupos municipales se ven fuera de Vega Baja a pesar de ser parte del Ayuntamiento de Toledo.

el inicio. Hace más de dos meses y medio el BOE publicó el convenio marco, en el que figuraba que en el plazo de un mes debía materializarse la primera reunión de las administraciones. Sin embargo, aún no se ha celebrado por problemas de agenda, pero sí se mantienen contactos y la situación «no entorpecerá» el desarrollo del convenio. 

También la alcaldesa de la ciudad, Milagros Tolón, ha aludido recientemente a Vega Baja durante la presentación del presupuesto municipal de 2022. Aseguró que las tres administraciones se reunirán en enero para ir sentando las bases y subrayó que la inversión inicial en Vega Baja  ya es una realidad, puesto que el Ministerio de Cultura aportará 500.000 euros y el Ayuntamiento destinará 700.000 euros que recibirá del Plan Impulsa, una iniciativa del Gobierno central con un montante total de tres millones de euros.

La cuenta atrás en Vega Baja comienza para sacar del olvido a este área patrimonial tan valioso, poner en marcha actuaciones que permitan preservar los restos, ponerlos en valor y convertir la zona en un espacio de recreo y disfrute de la ciudad. Y todo ello tendrá que encajar en un futuro en el Plan de Ordenación Municipal (POM).