scorecardresearch

García-Page: «Esta tierra necesita a gente que la empuje»

Mario G. Gutiérrez
-

Emiliano García-Page intervino mediante un video y fue el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Antonio Ruiz Molina quien tomó la palabra en representación del Gobierno regional

El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Antonio Ruiz Molina tomó la palabra en representación del Gobierno regional. - Foto: l.t.

El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Antonio Ruiz Molina disculpó en primer lugar al líder del ejecutivo, Emiliano García-Page, para continuar con cierta ironía sobre sus funciones en el gobierno y pidió que "no se me vea como recaudador sino como gastador", y felicitó a los premiados en las 16 categorías. Se trata de "una perfecta radiografía de lo que es la sociedad", donde puso en valor la presencia femenina en las empresas, y  reconoció que "no son los mejores momentos para la empresa" por las situaciones sobrevenidas.

"Factores que no se corresponden con el día a día" de la empresa y que reconoció que realiza defensa de "la necesidad de la empresa", puesto que el tejido empresarial permite el progreso económico y social "generando riqueza". Asumió su labor recaudadora aunque explicó "que se invierte en diferentes necesidades sociales", y recordó que durante la pandemia la Junta distribuyó 672 millones de euros entre las pymes. La importancia del estado de bienestar fue otro de los puntos que puso en valor Ruiz Molina, que evocó los pactos del Gobierno regional y los empresarios, citando como ejemplo el 'Plan de Reactivación para el Empleo' con más de 8.000 millones de euros en cuatro año.

Tender puentes y "acuerdos además de pactos" son los métodos que el consejero ha puesto sobre la mesa, presumiendo de contar con el beneplácito de la patrona para los presupuestos de la Junta en 2023. Algo que ha sido posible por medidas como mantener la presión fiscal congelada a los empresarios o reducir la apelación al endeudamiento en un 70%. 

Ruiz Molina apeló a la "buena sintonía" entre Gobierno y patronal que revierten en datos positivos para sectores como el turismo, algo que también incrementa el índice de confianza empresarial, que "permite la inversión de los empresarios". 

Concluyó con "un mensaje de esperanza" para el futuro de la región para seguir impulsando el progreso y acabando con una felicitación de Navidad, y en tono de ironía acabó reclamando "un premio para un consejero de Hacienda".

El presidente de Castilla-La Mancha intervino por mensaje de video felicitando a los empresarios y dando las gracias a los empresarios por la estabilidad, capacidad de prever, sentido común, y el testimonio que suponen los empresarios para el sector público. "Hay quien piensa que el empresario quiere acumular riquezas, pero yo necesito gente que pueda crear", y pidió para la Administración el ímpetu y la voluntad de "quien quiere más" a pequeña mediana y gran escala. García-Page pidió "unidad" para que patronal y Administración "vayan de la mano", caminando cada uno por su camino pero por el bien común, tendiendo la mano a "ayudar todo lo posible". El presidente regional "quiero para lo público el ejemplo de los que hoy son premiados".