«Podemos hacer el cuartel donde lo quiere la Guardia Civil»

C.M
-

José Pablo Sabrido, concejal de Urbanismo, afirma que lo único que ha hecho, «con la Modificación 28, aprobada por todos los grupos», es «dar cobertura a un suelo que no tenía planeamiento: En ningun caso hemos alterado los aprovechamientos»

Terrenos de Vega Baja en los que se plantea la construcción del nuevo cuartel de la Guardia Civil. - Foto: David Pérez

El responsable del Urbanismo municipal sentenció, sobre la futura construcción del cuartel de la Guardia Civil en la parcela anexa al yacimiento arqueológico, que el edificio « se construirá donde nos lo pidieron» y cuenta con «la aprobación, por unanimidad, de la modificación 28 del POM» gracias a la que se convirtió el suelo «de uso terciario en suelo de uso dotacional».
Por ello, y sin dejar lugar a ninguna concesión, fue tajante al aseverar que el proyecto se puede ejecutar «porque se podía hacer por la modificación 28, porque allí lo quería la Guardia Civil, y porque allí lo querían los vecinos» ya que, en su opinión, así lo garantiza «el 45% de los votos logrados» en las anteriores elecciones por los socialistas.
Así, aseguró que desde el Ayuntamiento «no se ha pensado en perder esta ocasión histórica» para que «los guardias civiles olviden las condiciones infrahumanas en las que se ahora se encuentran». Además, y preguntado sobre la extrañeza que produce elaborar un Plan Especial para Vega Baja que no integre estos terrenos, Sabrido apreció que es intención del equipo de Gobierno hacer compatible la puesta en valor de los restos de Vega Baja con el desarrollo de la ciudad» porque lo que no es de recibo es que «tras más de 40 años no se haya hecho nada en la zona».
Sobre ello, y ante la cuestión relativa a la construcción de viviendas sobre ese suelo prometido, el concejal de Urbanismo prefirió no referirse ni al número previsto ni a los detalles de la futura infraestructura aludiendo, tan sólo, a que «el desarrollo se realizará con el máximo respeto y con las mayores garantías para que se haga en perfecta armonía». Y es que, concluyó, «el Ayuntamiento no defiende ningún afán especulativo» porque «somos los más interesados en garantizar la conservación cultural, patrimonial y paisajística».