Detenido por cortar en la cara con un cúter a un menor

F. J. R.
-

El autor de la agresión, tipificada como grave, se dio a la fuga y resultó ser mayor de edad. Ha pasado a disposición judicial. La víctima fue trasladada al hospital y dada de alta tras suturarle

El suceso ocurrió en las escaleras de acceso a la Universidad Laboral.

La escaleras de acceso a la Universidad Laboral al comienzo de la Avenida de Europa son un lugar habitual de reunión de jóvenes. Muchos estudiantes aprovechan el tiempo de recreo y entre clase y clase para charlar en esa zona. Pero esta mañana la tranquilidad se rompió. Ocurrió a las 11:47 horas, cuando un joven mayor de edad se acercó a un menor, de 16 años, y le agredió con un cúter, provocándole un corte en la cara.
Una llamada al 112 alertó de lo sucedido, pero cuando la Policía Nacional y los servicios médicos llegaron al lugar el presunto agresor se había dado a la fuga.
Los agentes, tras hablar con la víctima y testigos de la agresión, comenzaron la búsqueda del supuesto autor de una lesión tipificada como grave, al tratarse de un corte en la cara.
El menor tuvo que ser trasladado al hospital Virgen de la Salud, en donde fue dado de alta al poco de ingresar, una vez que los médicos suturaron su herida.
Por la tarde, sobre las 20:40 horas, fuentes de la Delegación del Gobierno confirmaron a La Tribuna que el presunto autor de la agresión ya había sido detenido por agentes de la Policía Local y había pasado a disposición judicial. Ahora, están por ver los motivos de esta agresión. Para esclarecer los hechos la Policía Nacional ha abierto una investigación.
El ataque a este menor de edad no tiene nada que ver con otro suceso ocurrido en la misma zona de la Avenida de Europa hace una semana, cuando agentes de la Policía Local identificaron a un individuo que iba mostrando armas blancas por la calle y se incautaron de un hacha de montería, tres navajas y una barra de hierro, así como tres piedras de hachís.
En la agresión de esta mañana la Policía Nacional se encargó de toda la operación de identificación y de detención, y no solicitó en ningún momento el apoyo de la Policía Local.