La Escuela de Arquitectura recuerda la Bienal de Venecia

A.D.M.
-
La Escuela de Arquitectura recuerda la Bienal de Venecia - Foto: David Pérez

El Edificio Sabatini acoge la exposición 'Line, light, locus', una selección de dibujos de arquitectura de la Bienal de Arquitectura de Venecia, certamen en el que la joven Escuela de Arquitectura de Toledo fue reconocida hace años

La inauguración de la exposición Line, light, locus, de Elizabeth Hatz, instalada en el Edificio Sabatini (Campus de la Fábrica de Armas), permitió ayer a la Escuela de Arquitectura de Toledo volver a estrechar lazos con la Bienal de Venecia, el prestigioso encuentro internacional en el que el joven centro de enseñanza fue reconocido hace escasos años por su intervención, en colaboración con el Consorcio, en el edificio de Callejón de Menores, 12. La muestra, articulada alrededor del patio central del histórico edificio (obra del arquitecto palermitano Francesco Sabatini), excelente y sencillamente iluminada, y dispuesta con gran economía de medios, recoge una amplia selección de dibujos de arquitectura de la Bienal.
La iniciativa fue especialmente destacada por transmitir a los estudiantes la importancia del dibujo, especialmente en unos tiempos en los que los avances tecnológicos pueden enmascarar este proceso. «No hay mejor transferencia de la idea hasta el proyecto, lo digo como arquitecto, que la que se hace a través del lápiz», opinó Francisco Javier Martín Ramiro, director general de Arquitectura, Vivienda y Suelo, quien aprovechó para destacar la consolidación del modelo que representa la Escuela de Arquitectura de Toledo en menos de una década de existencia.
La inauguración de la exposición contó también con la asistencia del director general de Planificación Territorial y Sostenibilidad de Castilla-La Mancha, Javier Barrado, quien ensalzó la enseñanza de la arquitectura como la fórmula que «nos permite hacer ciudades más humanas, algunas tan artísticas como Toledo». Pronunció asimismo unas palabras la alcaldesa de la ciudad, Milagros Tolón, quien reconoció los complicados equilibrios entre el Toledo pasado y el Toledo presente desde el punto de vista de la gestión urbanística. Tolón agradeció los comentarios críticos trasladados en ocasiones al Ayuntamiento por la Escuela de Arquitectura y parafraseó al expresidente José Bono al señalar que el Campus Tecnológico de la Universidad de Castilla-La Mancha «pasó de crear armas a crear sabiduría».
Por último, el rector de la UCLM, Miguel Ángel Collado, quien destacó la capacidad del centro para enraizar en mitad de los peores años de la crisis (fue creada en 2010), se refirió a la Escuela como «motivo de orgullo para Castilla-La Mancha», ya que ha sido el único centro de estas características que ha obtenido reconocimiento dentro de la Bienal de Arquitectura de Venecia. La presentación finalizó con un breve pero inequívoco recuerdo para Elena de la Cruz, consejera de Fomento de Castilla-La Mancha hasta su prematuro fallecimiento en 2017.