scorecardresearch

El 75,4% de los enjuiciados recibe condena por violencia de género

m.g. | TOLEDO
-

Los juzgados de la provincia de Toledo ingresaron 431 asuntos penales entre julio y septiembre. Se formalizaron un total de 376 denuncias, 20 de ellas directamente por la víctima

El 75,4% de los enjuiciados recibe condena por violencia de género - Foto: David Pérez

El tercer trimestre de 2014 ha dejado un buen reguero de cifras que muestran la intensa actividad judicial relacionada con la violencia de género en Toledo. El informe del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género, publicado el viernes, desvela que los juzgados de la provincia condenaron al 75,4% de los enjuiciados durante julio, agosto y septiembre. Un dato relevante que indica la contundencia de estos órganos  pese a la evidente falta de medios y la incidencia de un problema social que no parece disminuir a pesar de las campañas, las medidas judiciales y administrativas activas desde hace años.

El Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género, dependiente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), radiografía juzgado por juzgado las denuncias, los procesos, las medidas de protección adoptadas, las renuncias, la tipología del delito y todo aquello que guarde relación con esta lacra sobre la que hay que seguir trabajando para intentar reducir el número de víctimas. Sin ir más lejos, los juzgados de la provincia de Toledo han ingresado 431 asuntos penales directamente en el tercer trimestre, un 8,9%menos que en el segundo trimestre.

En este caso, la bajada de actividad puede achacarse al periodo vacacional, donde agosto resulta un mes inhábil a efectos procesales, salvo para asuntos penales urgentes y los relacionados con esta materia, fundamentalmente. Aun así, se resolvieron 397 asuntos durante estos tres meses, pero también se observa una dilación importante porque al final del periodo quedaban pendientes aún 771 asuntos.

El informe recoge un total de 150 delitos, la mayor parte encaja con malos tratos tipificados en los artículos 153 y 173 del Código Penal, reservados  para situaciones «de menoscabo psíquico, golpes sin lesiones, amenazas, conductas violentas, trato degradante y menoscabo de la integridad moral. En relación a las faltas, sólo se han computado 31, la mayor parte por injurias y otras por vejaciones.

Las medidas adoptadas por los jueces también resultaron significativas en este tercer trimestre. Acordaron 97 órdenes de protección de las 111 incoadas. En 35 casos se optó por la salida del domicilio del agresor, pero las medidas más comunes fueron el alejamiento, con y sin orden de protección, y la prohibición de comunicarse con la víctima. En sólo un procedimiento se decretó una medida privativa de libertad.

Toledo capital. Este partido judicial no siguió la misma tónica del ámbito provincial en cuanto a la actividad judicial porque registró 98 denuncias, todas ellas a través de atestados policiales, entre julio, agosto y septiembre, ocho más que el segundo trimestre, donde se produjo el incremento más notable, la subida de un 46% respecto al primer trimestre del año.

La estadística indica también que el juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 5, que comparte esta materia con la propia de un juzgado mixto, adoptó 25 órdenes de protección de las 28 incoadas y el 72% de los enjuiciados por violencia de género resultó condenado.

Las renuncias de las víctimas al proceso continúan siendo un quebradero de cabeza para los tribunales a nivel general a pesar de que en la provincia de Toledo sean aisladas. En total, 17 víctimas decidieron alejarse de la causa en la provincia, ocho de ellas en el partido judicial de Toledo. Los motivos se centran fundamentalmente en la dependencia emocional hacia el agresor, el miedo o la delicada situación económica. Pero los expertos llevan tiempo diciendo que las renuncias incrementan las posibilidades de agresiones letales.