Una recogida de firmas rechaza el ferial en Safont y la tala

I.G.Villota
-

Pide parar el proyecto, «salvar» los ejemplares que se podrían talar para levantarlo y afianzar esta «importante zona verde» de la ciudad tomando como referencia Madrid Río. En unos días ha conseguido el respaldo de casi 900 ciudadanos

Una recogida de firmas rechaza el ferial en Safont y la tala

‘Salvemos el parque de Safont de Toledo. No al recinto ferial’. Es el título elegido para la recogida de firmas en la plataforma ‘Change.org’, promovida por un vecino, para rechazar la ubicación planteada por el Ayuntamiento de Toledo para el nuevo recinto ferial, uno de los proyectos estrella desde la primera legislatura de la alcaldesa, Milagros Tolón. Aún no se ha ejecutado y centenares de ciudadanos pretenden que nunca llegue a ser una realidad, según manifiestan en los comentarios que acompañan a la recogida de firmas.
La iniciativa censura también la tala de árboles que podría llevar aparejada la instalación del ferial en Safont, unas sospechas de «arboricidio» que expresó la semana pasada la asociación vecinal ‘Iniciativa Ciudadana del Casco histórico’.  Una alerta que la entidad vecinal no lanzó al aire, sino que sustentó en documentos oficiales. En concreto en uno de los planos del proyecto de obra, que se puede consultar en la página web del Ayuntamiento de Toledo, y que refleja la eliminación o el trasplantado de 32 ejemplares en la primera fase, para levantar lo que será el escenario. Podrían ser otros 50 en fases futuras, aunque sobre el papel también hay una veintena de nuevas plantaciones.
La recogida de firmas urge a «salvar» los ejemplares que se podrían talar para levantar el proyecto y propone afianzar esta «importante zona verde» de la ciudad. En unos días ha conseguido el respaldo de cerca de 900 ciudadanos que han firmado apoyando la iniciativa.
La propuesta dice que «el parque de Safont es uno de los principales pulmones verdes de la ciudad de Toledo», añadiendo que se sitúa en «un inmejorable marco en la ribera del río tiene un importante valor medioambiental y sirve en la actualidad como zona de paseo, esparcimiento, deportiva, de descanso y puntualmente para la realización de diferentes eventos por parte de los ciudadanos».
El escrito abunda en que «también es zona de aparcamiento disuasorio desde el que se puede subir cómodamente al casco histórico a través de las nuevas escaleras mecánicas y zona de contacto entre las estaciones de tren y autobuses».
Denuncia que «es un espacio verde en el centro de la ciudad, pero que desgraciadamente desde hace varios años fue cayendo en el abandono hasta acabar en el estado que está actualmente, con su majestuosa noria sin funcionar, las balsas, estanques y acequias con agua estancada y podrida, y la maleza y suciedad ganando protagonismo».
Añade que «aún así es una zona con un importante número de árboles que en su creación se plantaron, y que por fin, al cabo de los años, han crecido lo suficiente como para ser un parque sombreado y muy agradable para poderlo disfrutar todo el año».
El texto continúa alertando de que «a día de hoy el Ayuntamiento de Toledo ha decidido arrasar con ese parque para hormigonarlo y convertirlo en un recinto ferial que se utilizará dos veces al año. En el proyecto consta la posible eliminación de decenas de sus árboles».
La demanda ciudadana también apunta a los problemas de tráfico y movilidad. «Es un punto neurálgico para el tráfico de la ciudad, donde ya habitualmente se registran importantes atascos. Está situado al lado de barrios residenciales como Antequeruela, Covachuelas, Santa Bárbara o el mismísimo Casco Histórico. Y es un lugar de aparcamiento disuasorio que ya suele estar saturado a diario y difícilmente podría asumir el volumen de coches que supone un ferial».