La joven cantera taurina calienta para 2020

Dominguín
-

Los alumnos de la Escuela Taurina de Toledo han participado en un entretenido tentadero que les sirve para poner en práctica lo aprendido de salón.

Los alumnos estuvieron pendientes de las indicaciones del profesor de la Escuela Taurina.

La Escuela Taurina de Toledo, es una de las instituciones educativas y formativas por donde han pasado a lo largo de su historia cientos de jóvenes con la ilusión y el sueño de ser figuras del toreo. Los designios, sus condiciones, la suerte y la dedicación hacen al final situar a cada uno en su sitio. Pero han sido muchos los exponentes que han salido desde La Bastida, para abanderar esta provincia nuestra tan taurina.
Lo importante de todo ello, es que siempre ha habido cantera y renovación, lo que hace que cíclicamente los jóvenes aspirantes que se matriculan en el centro dependiente de la Diputación de Toledo, tengan su hueco en los festejos que se celebran por la tierra.
Joselito de Vega se encarga en solitario, de trabajar con ellos, pese a su gran horquilla de edad y de conocimientos, sabiéndole transmitir a cada uno sus directrices para avanzar cada día más. Las labores de entrenamiento son casi diarias, por varias horas de salón y ante toros ficticios que embisten al son de los propios compañeros.
Los jóvenes miembros de la Escuela de Toledo que se desplazaron hasta Malabrigo, posan para La Tribuna. Los jóvenes miembros de la Escuela de Toledo que se desplazaron hasta Malabrigo, posan para La Tribuna. - Foto: Antonio AlmenaPero cuando se va al campo todo cambia. En este caso hemos sido testigos de una jornada de preparación práctica, ante reses bravas de verdad, de una edad adecuada para que los diferentes alumnos puedan demostrar sus destrezas. La jornada transcurre con la seriedad y la liturgia que exige esta faena campera. La ganadería elegida es la de Mariano Arroyo, la más antigua de la provincia. Para la ocasión cuatro becerras de diferente condición, con sangre de procedencia Nuñez y Santacoloma. Un oasis ganadero que Mariano Arroyo y Mercedes Miranda cuidan con mimo, de la mano de su fiel mayora Jesús. 
Las indicaciones y aprendizajes en la Escuela, se tienen que demostrar ahora ante las vacas. Muchos nervios, miradas serias, compromiso y ganas se conjugan en la tripa de los chavales. El orden es fundamental, y una charla de Joselito de Vega previa al tentadero, marca las pautas de lo que va a ser la puesta en escena.
Las vacas de Malabrigo van saliendo una a una a la añeja plaza de tientas, los burladeros colmados de novilleros, pero sobre todo de ilusiones y sueños que son los que animan a lanzarse al ruedo. Según se ha ido organizando van parando a los animales con el capote, con mejor o menor destreza, pero valientes, ante todo.
Los nervios van desapareciendo y el gusanillo del toreo les recorre el cuerpo, arrastrándoles sin querer a ponerse delante de las bravas becerras, que les hacen sentirse toreros con mayúscula por unos minutos.
Todos los alumnos acuden al campo ataviados con calzona campera y botos, similares a los que se usan en las plazas de toros cuando actúan ante el público, esto les hace ir acomodándose al ajustado vestido de corto. Esto les pone aún más en situación y deben aprovechar cada vez que van al campo ante reses bravas, pues las reacciones de los animales no van a ser la de los compañeros embistiendo sus engaños.
Comienza la temporada taurina 2020, y la Escuela Taurina de Toledo tiene un amplio ramillete de jóvenes que seguro que colman los carteles de nuestros pueblos. Siempre hay una cabecera, novilleros que se van formando y los nuevos que llegan con grandes ilusiones. Todos ellos son tratados por igual y van desarrollándose en ese sueño que tienen por ser toreros.
Pero si hay que destacar algo fundamental que deja huella a los que pasan por este centro es su formación como personas, en el respeto, la disciplina, el trabajo y el sacrificio, les marca de por vida. Muchos de ellos, que lógicamente solo lo hacen los elegidos, son grandes aficionados y mejores personas.
Este tentadero en Ventas con Peña Aguilera es otro de los episodios de los que pueden disfrutar estos aspirantes a toreros con mucho esfuerzo por parte de colectivos que no cesar en poner su granito de arena para que la llama de la tauromaquia continúe viva.