scorecardresearch

La Junta renovará 542 señales turísticas en Toledo

L.G.E.
-

En el diseño elegido predominan marrones y las ilustraciones con cierto aire vintage de monumentos, paisajes o fiestas. Costará 30 millones para toda Castilla-La Mancha y lo financia la UE

La Junta renovará 542 señales turísticas en Toledo

Cuando se sale o se entra en una comunidad autónoma, hay unos grandes letreros de color verde que lo indican. Sin embargo, las regiones no pierden la oportunidad de poner otro que haga promoción de sus recursos turísticos. También son habituales los letreros que aparecen al otro lado del arcén y que anuncian la proximidad de algún monumento o paraje natural por el que merece la pena desviarse. Si toca cruzar un municipio, a la entrada y a la salida se suele indicar qué hay de interés para hacer una parada y no pasar de largo. 

Toda esa señalización turística que depende de la Junta se va a renovar. Emiliano García-Page lo anunció el pasado martes, pero es que cuando lo estaba anunciando la Consejería de Economía ya lo había sacado a licitación. El contrato sale con una previsión de gasto de 30 millones de euros, impuestos incluidos. El plazo de ejecución será de tres años. Este plan de señalización turística será financiado con los fondos de recuperación de la UE.

Los datos del pliego de condiciones técnicas son tremendos. Se pondrán en total 2.168 señales en la región, de las que 542 se instalarán en la provincia de Toledo. Serán 19 de entrada a la comunidad a través de la provincia de Toledo y otras 19 de salida en términos municipales como Illescas, Seseña, Ocaña, Parrillas,Oropesa, Almorox o Sevilleja de la Jara.. Habrá otras 32 en las que se indica la proximidad de un lugar de interés, precisando los kilómetros (la provincia se lleva más de un tercio del total de las que se pondrán en la región de este tipo). El mayor número de señales son las que se pondrán a la entrada y salida de los municipios, con un total de 472 en la provincia. El pliego aclara que serán cuatro señales en municipios de más de 5.000 habitantes y dos en los que tienen una cifra de población menor. 

El plan de la Junta incorpora un anexo de pueblos con menos de 5.000 habitantes y que cuentan con elementos de interés turístico. En la provincia de Toledo hay un listado con 26 enclaves como la almazara de Alcabón, el dolmen de Azután, los castillos de Barcience, Almonacid, Guadamur o Escalona, el yacimiento de Malamoneda en Hontanar, los molinos de viendo de Ventas con Peña Aguilera y Camuñas o los de agua de Gálvez, Puente del Arzobispo o El Real de San Vicente.

Junto con el pliego de condiciones también se adjunta el diseño de cómo será esa nueva señalización, que por el importe que costará, está destinada a que dure muchos años en las carreteras de la región. Predominan los colores marrones, algo que se justifica porque están «asociados internacionalmente a señalización turística en carreteras».

Quizá los elementos más llamativos son las ilustraciones a color que representan monumentos, parajes naturales o festividades y que tienen cierto aire a los carteles vintage de destinos turísticos. La Junta incluye diseños concretos para destinos específicos. Por ejemplo, hay un dibujo para cada Patrimonio de la Humanidad y ahí figura Toledo, la cerámica de Talavera y de Puente del Arzobispo. También ya están las ilustraciones de parajes naturales como Cabañeros o parques arqueológicos como Carranque. En fiestas hay diseños generales para Semana Santa o jornadas medievales y otros específicos como los Corpus de Toledo, Camuñas y Lagartera.